Acuasec | Efectos secundarios de las humedades

Efectos secundarios de las humedades

efectos secundarios humedades

Efectos secundarios de las humedades

Cuando escuchamos la palabra “humedad”, solemos pensar en el cúmulo de pequeñas gotas en zonas como la pared, la ventana, las puertas o los muebles a causa del contacto con el aire frío o el hecho de encontrarse en áreas oscuras o de escasa iluminación. Estas gotas son consideradas por muchos niños y algunos adolescentes como un recurso para entretenerse, pues lo ven como un lienzo para dibujar con el dedo.

Si las superficies donde hay presencia de humedad cuentan con buena ventilación o son soleadas, el agua condesada que se encuentra en ellas podrá evaporarse por efecto del calor.

Cuando una vivienda, oficina, baño, armario o salón presenta altos niveles de humedad, la calidad del aire que respiran quienes las habitan, laboran o transitan se ve alterada, pues éste contiene hongos, ácaros, esporas mohosas y diversos microorganismos nocivos.

efectos secundarios humedades

¿Qué problemas surgen como consecuencia de la humedad?

El porcentaje de humedad adecuado para la salud debe oscilar entre el 40% y el 60%. Al rebasar la barrera del 70% la presencia de bacterias incrementa, dando paso a las infecciones respiratorias.
De igual manera, la Universidad de Birmingham, ubicada en Reino Unido, reveló a través de un informe titulado “Environmental Health Perspectives” (Perspectivas de Salud Ambiental) que el riesgo de asma en niños de 1 a 7 años de edad aumenta en caso de olor a moho en el hogar, así como de humedad en áreas como las alfombras, los sótanos y las paredes. Cuando ya hay pacientes con esta enfermedad en el hogar, suelen ser alérgicos a la materia fecal de los ácaros, unas larvas invisibles que se encuentran comúnmente en los muebles, las almohadas y la ropa, las cuales se reproducen en ambientes húmedos.

Asimismo, las reacciones alérgicas como fiebre, estornudos, enrojecimiento de los ojos, goteo nasal o erupción cutánea no son ajenas a esta situación, pues traen consigo la posibilidad de evolucionar en enfermedades pulmonares como opresión torácica, sensación de ahogo, tos seca, bronquitis (causados en primera instancia por la presencia de mohos) y el agravio de las reumáticas.

efectos secundarios humedades

Otros efectos negativos

Al percatarnos de la humedad, no nos detenemos a pensar en otros efectos más profundos, tales como los, en la ropa o en el inmueble, los cuales parecen solucionarse con un simple mantenimiento en las áreas afectadas, cuando en realidad perjudican tanto la salud como los enseres que se encuentren dentro del hogar.

Si un ambiente o estancia se encuentra cargado de humedad, múltiples objetos de una casa como mobiliario y ropa se pueden ver comprometidos puesto que sus fibras son penetradas por el agua condensada, lo que propicia agentes como hongos o bacterias, así como también olores desagradables. Al ser el agua el disolvente más efectivo que existe, se produce la combinación entre la humedad y los agentes patógenos mencionados, atacando así los enseres.

Los daños ocasionados por la humedad también abarcan los elementos correspondientes a su estructura, tales como pilares, paredes, vigas, entre otros, que generan desconches en la pintura, manchas oscuras en la pared, charcos de agua en el suelo, la corrosión del acero, fisuras, arrastre de elementos exteriores al interior, desprendimiento de recebados y reacciones químicas en los materiales con los cuales está comprendida la estructura de la casa, por mencionar algunos.

efectos secundarios humedades

Medidas a tomar ante la humedad

El primer paso para aplacar o atacar la humedad es cerciorarse del la cantidad de personas que conviven en un determinado espacio, pues la humedad varía en aumento de acuerdo al número de personas, es decir, a mayor número de personas, mayor nivel de humedad. Contar con poca ventilación en el inmueble y/o carencia de acceso de los rayos solares al mismo, es un factor que nos ahorra trabajo y problemas al respecto.

La humedad y proliferación de los entes nocivos para nuestra salud puede evitarse limpiando con cierta regularidad las áreas, zonas, estancias y superficies donde exista la posibilidad de presencia de moho y ventilando cada uno de los espacios para renovación del aire. En caso de haber aire acondicionado, se recomienda realizar mantenimiento a los filtros con frecuencia.

Si se trata de un ambiente cerrado, resulta factible hacer uso de aspiradoras, así como evitar colocar cortinas, alfombras y muñecos de felpa en las habitaciones. Además es recomendable el uso de aparatos deshumidificadores, pues contribuyen a la disminución de riesgos de afecciones y a la eliminación de las impurezas que traigan consigo la humedad excesiva.
Esta serie de percances suelen suscitarse en épocas de frío, durante la cual se deben acentuar las referidas medidas preventivas.

2 Comentario
  • trabajos verticales madrid
    Publicado en 11:12h, 11 noviembre Responder

    Yo lo pasó muy mal con la humedad. Me entra una alergia increíble. ¿Qué se puede hacer a nivel estructural cuando ocurre frecuentemente en una vivienda?

    • Acuasec
      Publicado en 16:42h, 12 noviembre Responder

      Lo más importante para crear una acción contra el tratamiento de la humedad es hacer un buen diagnóstico y saber el problema de humedad al que nos enfrentamos.
      Puede pedirnos un diagnóstico gratuito y sin compromiso en el siguiente enlace: https://acuasec.com/solicite-diagnostico/
      Muchas gracias.

Deja un comentario

Le llamamos gratis