Acuasec | Humedades en armarios empotrados

Humedades en armarios empotrados

Humedades en armarios empotrados

Los días lluviosos y más aún, los días fríos de invierno, suelen generar problemas de humedad en los diferentes espacios de una casa, sin embargo, no hay problema de humedad más molesto que el que se genera en algunos armarios empotrados, pues nos puede hacer perder hasta nuestras prendas de ropa más preciadas, dañando los tejidos, las texturas y aún los colores de las mismas, sin que siquiera podamos notarlo a tiempo.
Por esa razón, es importante comprobar que nuestros armarios empotrados no estén sufriendo de ningún tipo de problema de humedad y de ser el caso, una vez que se haya determinado la causa, se pueda proceder a eliminar dicha humedad lo antes posible. Este post precisamente intenta ayudaros a determinar las causas, cómo eliminar la humedad y como evitar las consecuencias que puede acarrear la humedad en un armario empotrado.

prevenir humedad armarios empotrados

¿Qué produce humedad dentro de los armarios empotrados?

La causa más usual de la humedad en los armarios empotrados es la condensación dentro de los mismos. Estas condensaciones se producen a su vez debido a que las maderas con las cuales se fabricó dicho armario suelen estar mucho más frías que el resto del ambiente interno de la casa.
Esta situación se presenta a su vez porque dichos armarios se encuentran directamente en contacto con paredes sin aislamiento o cuyo aislamiento no fue ejecutado de manera óptima. De hecho, ciertas construcciones se han instalado en la cámara de aire, eliminando incluso el tabique interior, y esta acción genera esa gran diferencia térmica entre el interior y el exterior del inmueble.
Incluso, casas pequeñas, con pequeñas habitaciones, en ocasiones son las que mayor tendencia poseen de acumular humedad, y  con ello el olor a humedad tan característico y desagradable.

Ahora bien, debido al choque de temperaturas y a las actividades cotidianas realizadas en la viviendas como lavar, usar la secadora, bañarse, planchar con vapor, etc… toda esa agua extra que se encuentra en el aire viene a depositarse en las paredes de los armarios empotrados, ya que las mismas poseen una superficie no solamente más fría que el resto del aire de la habitación, sino también a causa de los barnices utilizados que la impermeabilizan.

prevenir humedad armarios empotrados

¿Cómo evitar las humedades en los armarios empotrados?

Evitar las humedades en los armarios empotrados está al alcance de vuestras manos, con pequeños trucos podéis evitar que toda vuestra ropa quede arruinada, por ejemplo:
En primer lugar debéis aseguraos de que la ropa de cama o las toallas se encuentren completamente seca antes de proceder a guardarlas en el armario, pues a veces no se trata de la acumulación de humedad en el ambiente, sino de que se posee el hábito de almacenar la ropa sin que esta esté completamente seca, lo que por supuesto genera un fuerte olor a humedad y un muy posible problema de moho.

Asegúrate de mantener las puertas del armario bien cerradas, en especial si el mismo se ubica dentro de una habitación con humedad elevada, como en el cuarto de baño.
Asegurar la circulación de aire. Para ello tienes que tener en cuenta que la ropa no debe quedar muy apretada dentro del armario, de esa forma conseguiremos que circule el aire y disminuya la humedad. Además, podéis sustituir las puertas solidas del armario por unas tipo persianas. Ambos trucos pueden ayudaros de manera efectiva a permitir una mayor circulación de aire dentro de vuestro armario. Incluso, cuando ya se vea afectado el armario por el olor a humedad, procura mantener una de las puertas abiertas para que el mismo se vaya disipando gracias a una mayor ventilación en él.

El calor también es muy útil. Al usar una bombilla de baja potencia y dejarla encendida dentro del armario, su calor disipará la humedad.
Un deshumidificador resulta muy útil para retirar el exceso de humedad de aire en las habitaciones donde se presente dicho problema.

Los aires acondicionados también son de gran ayuda, ya que permiten la circulación del aire frío y seco en las habitaciones, sacando así toda la humedad que se acumula en el aire.

Ordena y reordena tu armario. Periódicamente debéis considerar sacar toda la ropa de tu armario y cada uno de los objetos que que se encuentran en él. Asegúrate de limpiar y secar cada una de sus paredes y estantes a fondo. Además, esta limpieza te permitirá estar alerta ante cualquier señal de moho en el armario, ya que este hongo no solo daña las prendas, sino que de igual modo puede ser perjudicial para la salud de los habitantes de la casa.
Evita guardar ropa sucia o cualquier otro artículo con mucha suciedad dentro del armario con problemas de humedad, ya que, estas bacterias, al alimentarse de la humedad del suelo, proporciona un perfecto caldo de cultivo para el moho, lo que sin lugar a dudas generará una futura y muy cercana formación de hongos.

En el caso de que sea demasiado tarde y ya se hayan producido humedades, te recomendamos buscar opinión externa y consultar asesoramiento de un técnico que evalúe cual es el problema de humedad que existe en la vivienda y que causas son las que lo están provocando. De esta forma podrás solucionar a tiempo el problema y evitar males mayores en un futuro.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis