Acuasec | Humedad por capilaridad en muros de piedra

Humedad por capilaridad en muros de piedra

Humedad por capilaridad en muros de piedra

¿Qué es la capilaridad?

La capilaridad es una propiedad de los líquidos que les permite alcanzar cierta altura cuando están en el interior de tubos o conductos de pequeño diámetro, es decir que puede aumentar su volumen por confinación y flujo a través de poros presentes en el material.

Al final, y pensando en lo que nos importa, es un problema de cierta complejidad que crea a su vez otros problemas de salubridad, pues muchos son los peligros de dormir con humedad en la habitación. Este tipo de humedades también genera problemas de durabilidad (deterioros paulatinos por expansión en la pintura, desprendimientos del enfoscado y hasta daños estructurales de difícil solución) en los elementos utilizados en construcción.

Las humedades en sótanos, partes bajas de muros o en planta baja, son ocasionadas por la capilaridad de los materiales. En especial cuando la edificación se realizó en cercanías de terrenos o de una zona con presencia de agua, y se deben al fenómeno físico de la capilaridad. Este tipo de humedades es de las más frecuentes, junto con las de filtración directa, y se dan tanto edificios antiguos como en estructuras modernas. De cualquier forma, para que des respuesta a tus dudas acerca de cual es la humedad que tengo en casa, necesitas contactar con un especialista que haga una evaluación.

¿Por qué es tan común en muros de piedra la humedad por capilaridad?

Si al adquirir una casa de segunda mano te has dado cuenta y exclamado: me han vendido una casa con humedades, lo primero que debes saber es que lo más probable es que se trata de humedad por capilaridad. Las humedades con capilaridad son muy comunes cuando la casa ha sido construida con muros de piedra. Esto se debe a la porosidad del muro en general y de la piedra en particular.

Estos hacen que el agua que está en la base de los muros y sus alrededores encuentre un camino más fácil por el que circular que un suelo empapado. Al pasar el tiempo y de no haber un mantenimiento regular de las estructuras, la evaporación del agua contenida en los poros del material dan lugar a formaciones cristalinas y sales que modifican la composición interna del material y terminan por disgregar la superficie del material.

La piedra es un material sumamente poroso aunque no se de por hecho por ser un material de extrema dureza en la mayoría de los casos, y es debido a las características físico-químicas del agua que está asciende a través del muro rellenando los poros de la piedra.

Cuando el líquido se encuentra en un entorno que no tiene materiales impermeables en sus bordes, aquellos que, le hacen ascender más fácil, conlleva a que el agua empiece a ir hacia los sitios en donde el consumo de energía al moverse esté reducido (esto corresponde al principio: “todos los sistemas tienden al mínimo de energía”).

Así si nuestra vivienda está posicionada por encima del terreno, también tendremos problemas de humedades, que se ven reflejados en manchas y pérdida de pintura en varios lugares, e incluso con la caída de la fachada más externa de las paredes o rebozado. También pueden presentarse manchas de salitre en las paredes, ya que las sales ascienden con el agua del suelo. En el caso de tener este último, es normal que busquemos una solución que nos permite eliminar dicho problema durante una larga temporada, sino habría que invertir en constantes reparaciones y gasto de dinero sin observar mejora alguna con el paso de los años.

Sin embargo, las humedades por capilaridad no son el único problema que pueden sufrir las casas antiguas. Puede ser también muy frecuente toparnos con problemas de humedades por condensación por la relación que existe entre las humedades y la calefacción. O con humedades por filtración a causa de alguna fisura. Por ello siempre lo mejor será contactar con un especialista.

Soluciones a problemas de capilaridad en muros de piedra, ¿qué hacer?

Barreras impermeables físicas

Se usan principalmente en muros de ladrillo, y consiste en realizar un corte transversal del muro con maquinaria de precisión especializada e insertar una lámina impermeable o a un nivel de menor escala; un conjunto de laminillas simulando un parche micáceo al endurecerse, de tal manera que el agua no pueda pasar del nivel en que se haya colocado la lámina ya que esta tiene una característica de baja permeabilidad.

Este método es el usual en edificios que han sido construidos recientemente, con el fin de prevenir el problema, pero en edificios antiguos requiere realizar trabajos adicionales de acorde al estado del material y adicionando los inconvenientes típicos presentes en toda construcción.

Barreras impermeables químicas

Una barrera química se logra impregnando el interior del muro con productos repelentes a la ascensión del agua pero permeables al vapor, es decir que den lugar a un reducido porcentaje de la propiedad higroscópica. Usualmente son compuestos derivados de polímeros base o compuestos siliconados disueltos en agua. Este método es efectivo, pero es de suma importancia asegurar la impermeabilización total del muro puesto que si falla en alguno de ellos la presencia de humedad se observará en mayor medida acabando por anular cualquier mejora anterior que haya supuesto el barniz. Cuando este tipo de humedades se presenta en los garajes, de igual manera el especialista deberá saber todo sobre impermeabilizar garaje a fin de solventar este problema en ese espacio cuanto antes.

Barreras impermeables eléctricas

Este método se basa en el uso de dispositivos electrónicos que emiten una señal eléctrica que anula el campo electrostático del muro (lo carga positivamente) invirtiendo la polaridad y haciendo que la humedad no pueda ascender por los capilares. De igual forma, actúa a modo de repelente con el vapor de agua, liberando protones y desprendiendo oxígeno.

El mayor beneficio obtenido de este sistema es que no se tiene necesidad de realizar cualquier tipo de obra ya que se instala de forma rápida y sencilla, y adicionalmente tiene la capacidad de actuar sobre otras superficies como los pavimentos.

Lo que habría que hacer una vez eliminada la humedad por capilaridad es, como en el común de los casos, sanear los materiales o superficies deterioradas, usando siempre morteros y pinturas transpirables.

Higroconvectores

Este método se trata en la introducción de tubos de plástico o cerámicos en el muro que es donde, interiormente, se crea un flujo de aire persistente. Este aire es eyectado al exterior cargado con la humedad interna del muro que es arrastrada por la acción de la presión interna de las mismas paredes con el paso del flujo permitiendo que este se manga seco.

Drenaje perimetral

Nos permite recoger el agua evaporada del interior del muro y la que proviene del terreno, pero esta solución no siempre es posible realizarla, se basa principalmente en la remoción del remanente acuoso presente en un consolidado de una estructura por métodos de gravedad o caída.

Es necesario aplicar la solución a este tipo de humedades antes de que tu casa y los tuyos comiencen a sufrir a causa de los efectos secundarios de las humedades. Y si tu problema no es la humedad por capilaridad, quizás te interese conocer como eliminar los problemas de condensaciones en una vivienda, o incluso cuando tus ventanas que se condensan.

Ahora bien, cada tratamiento para acabar con la capilaridad en muros de piedra tiene su valor. Si quieres saber más sobre el costo de cada uno de ellos, visita nuestro articulo humedades por capilaridad, precio.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis