Acuasec | ¿Cómo eliminar la condensación de las ventanas?

¿Cómo eliminar la condensación de las ventanas?

¿Cómo eliminar la condensación de las ventanas?

Se acerca el invierno y con su llegada, también vienen los problemas de humedad a nuestras casas, y este problema se refleja comúnmente en las ventanas que puede que terminen empañadas.
Sin embargo, aunque este fenómeno es bastante común, mucha gente desconoce el porqué del mismo y mucho menos qué hacer para evitarlo.
Por esa razón, el propósito de este post es que podáis aprender qué es la condensación, por qué se forma y cómo eliminarla de las ventanas con estos 5 consejos sencillos.

 

¿Qué es la condensación?

La condensación no es más que el producto del contacto del aire húmedo con una superficie más fría que dicho aire. Para que esta se produzca, debe haber un cambio repentino en la temperatura.
Es por ello que los niveles altos de humedad producen una especie de niebla en las superficies frías, y justamente las ventanas son las superficies más frías de cualquier casa, ya que a través de ellas transitan las corrientes de aire y además, uno de los lados de éstas se encuentran expuestas al exterior.

Vale la pena destacar que las ventanas no son las que tienen el problema de condensación en sí, el que las mismas se empañen, así como lo hace el espejo del baño durante una ducha caliente, es solo el reflejo del exceso de humedad y del contraste de temperaturas.

¿Qué tiene que ver la humedad con la condensación?

Cuando la temperatura de la cara externa de la ventana se encuentra muy por debajo de la temperatura del aire en el interior de la casa, y se suma el hecho de un alto nivel de humedad dentro de la misma, es inevitable que la condensación haga aparición en el hogar.

De hecho, hay ciertos hogares que tienen la tendencia a tener más humedad que otros, bien sea por su ubicación, porque tiene problemas de ventilación, porque se hace un mal uso del sistema de calefacción o porque simplemente tiene un aislamiento térmico deficiente.
Debéis tener en cuenta que a diario se envía al aire mucha agua en forma de vapor, por ejemplo, cada vez que se respira, cuando se cocina, mientras se plancha, al daros una ducha caliente, al fregar los platos, al secar la ropa dentro de casa, entre otras tantas actividades cotidianas que involucran la vaporización del agua.

Cuando este vapor de agua choca con las paredes o con las ventanas, que durante los meses fríos se mantienen cerradas, pasa de estar en forma gaseosa a forma líquida sobre dichas superficies. Es a este fenómeno lo que propiamente se conoce como condensación.
Y aunque parezca que este fenómeno es inofensivo, en realidad puede desencadenar ciertos riesgos no solo para la casa, sino también para cada habitante dentro de ella.

Entre los riesgos que se corren al condensarse el agua en las ventanas muy frecuentemente se encuentra:
La corrosión de los perfiles de las ventanas
Formación de moho alrededor de las mismas
Debido a la acción contaminante de dicho moho, el mismo se extiende muy fácilmente por las paredes y los techos.
Al extenderse el moho, su presencia puede incidir directamente sobre la salud de los integrantes de la familia, especialmente la de niños pequeños, los adultos mayores, y las personas con alguna enfermedad respiratoria crónica como el asma o los que simplemente padecen de alergias, sinusitis o rinitis.
Y, finalmente, el exceso de humedad en los hogares hace que se gaste mucho más dinero en calefacción porque se dificulta el calentamiento para la familia.

 

5 consejos sencillos para eliminar la condensación de las ventanas

Eliminar y aún evitar la condensación de las ventanas, en realidad no es tan difícil como se pudiera pensar.

Debes evitar cierto tipo de ventanas

En primer lugar tienes que considerar qué tipo de ventanas tienes en casa, ya que aquellas que se encuentran empotradas dentro de huecos o arcos, tienden a sufrir mayor condensación de agua que otros estilos.
En este tipo de ventanas, el aire circula de manera más limitada, además, cuando se desprende la humedad desde alguna pared aislada de la casa, corre precisamente hacia estos arcos y huecos, ya que es en estos lugares la temperatura suele ser más baja.

La solución más sencilla si tenéis este problema en casa es que se ubique un ventilador eléctrico cerca de dicha ventana para así ayudar a circular el aire.
Otra forma es que los vidrios de estas ventanas sean de baja emisividad, es decir, vidrios con doble acristalamientos, que también se les conoce como vidrios de aislamiento térmico reforzado. Este tipo de vidrios evitan que el interior de la casa se enfríe en invierno o se caliente demasiado en el verano, y lo mejor es que no afecta la entrada de luz a la habitación donde se instale.

Instala extractores de aire en baños y cocina

Utilizar extractores de aire tanto en los baños como en la cocina ayudará a extraer todo el aire húmedo que va quedando en el ambiente al realizar las actividades cotidianas como las que ya se han mencionado.
Se entiende que el vapor de agua suele ser menor en el exterior por lo que posee de manera intrínseca la capacidad de diluir la humedad del aire interior. En las casas viejas, donde se filtra el aire exterior con mayor facilidad, este proceso de extracción de aire ocurre de manera automática.

Hacer un uso correcto de la calefacción

Aunque la calefacción puede ciertamente reducir la humedad relativa, especialmente si el calor es seco. Sin embargo, debéis cuidaros de no exceder la temperatura promedio en el interior de la casa, la cual no debe estar ni muy fría ni muy caliente, así se puede evitar de una manera muy sencilla la condensación en las ventanas.

Verificar el humidificador

Si algún miembro de la familia precisa de humidificador para poder respirar bien, será necesario que os asegureis que produzca la humedad correcta y así evitar el exceso de la misma.

Asegúrate de dejar fluir la ventilación natural

Acciones como abrir las cortinas y persianas, o las ventanas y las puertas aunque sea por poco tiempo, ayudará de manera efectiva a la circulación correcta del aire dentro de la casa.

Al seguir estos sencillos consejos, se eliminará toda esa condensación molesta que afecta a vuestra vida diaria.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis