Acuasec | ¿Cómo eliminar la humedad por condensación en una casa?

¿Cómo eliminar la humedad por condensación en una casa?

las-humedades-y-el-gasto-en-la-vivienda

¿Cómo eliminar la humedad por condensación en una casa?

Las viviendas actuales tienen un problema en común: la humedad por condensación. Esto es así porque el tipo de construcción a seguir suele ser muy hermética y este tipo de construcciones pueden acarrear problemas de humedad a corto/medio plazo.

Si eres de los que adquiriste una vivienda moderna y ésta ha mostrado tener humedad por condensación y si quieres reformar una casa y solucionar problemas de humedades, no te preocupes, tenemos una buena noticia para ti: si es posible eliminar este tipo de humedad de tu casa. Continua leyendo para aprender qué es la condensación, cuales son las señales de su existencia y como puedes eliminarla de tu vivienda para siempre.

¿Qué es la humedad por condensación?

Las humedades por condensación tienen un efecto muy similar al que sucede con el vapor de agua que produce la ducha. En este caso, la humedad en el marco de la ventana se puede observar de cerca, en las esquinas de la casa, dentro y detrás de los armarios, en el techo o en cualquier lugar de la casa en la que la ventilación sea escasa.

La condensación en sí es un cambio de estado físico del agua en el cual pasa de estar en estado gaseoso a estado líquido. Por ejemplo, cuando en la ducha el vapor de la misma choca con una superficie más fría como la del espejo o las paredes, se transforma en pequeñas gotas que van descendiendo por la superficie, esto sucede porque la temperatura desciende cuando el vapor caliente entra en contacto con la superficie fría.
Este choque de temperaturas es lo que a menudo provoca humedades en una vivienda, especialmente durante el invierno. Aunque, vale la pena señalar que la cocina y los cuartos de baños son los lugares de la casa que con mayor frecuencia presentan este problema, así que si quieres saber cómo eliminar la humedad en la cocina, sigue nuestros consejos.

Es importante señalar que esas pequeñas gotas incluso pueden filtrarse por las rendijas que no han sido bien selladas y provocar daños también en algunos muebles de la casa, como los armarios. Ahora que ya sabes qué es la humedad por condensación, pasemos a evaluar las señales que nos indican que tenemos este tipo de humedades en casa.

¿Cuales son las señales de que se sufre un problema de humedades por condensación?

Las humedades por condensación tienden a mostrarse a través de las manchas en los techos o en las partes más altas de las paredes, aunque la forma más común de manifestarse es alrededor de las ventanas, en especial cuando el problema que se tiene es que el vapor de agua no tiene salida de la habitación y la temperatura externa de la casa es muy inferior a la temperatura interior. Si por el contrario comienzas a observar que la humedad pareciera subir desde el piso, deberás más bien buscar soluciones para humedades por capilaridad.

Origen de las humedades por condensación

Este tipo de humedades tiene varias causas, pero es más usual que la misma se forme por la cantidad de humedad que se llega a producir dentro de las instalaciones de la casa mediante las actividades habituales y necesarias, pues, el exceso de humedad se produce cuando se acumulan todas las partículas de agua sobrantes de las lavadoras, los baños, las cocinas, las secadoras, armarios empotrados, etcétera.

Todas estas actividades cotidianas aportan mucha humedad al ambiente interior y si la casa se mantiene completamente cerrada, la misma se acumulara en paredes, techos y armarios, y, cuando no se les da tratamiento oportuno, llegan a conformarse en el medio ambiente que alimenta y ayuda al desarrollo de las muy dañinas colonias de moho.

Entre las causas que pueden fomentar o agravar los problemas de humedad por condensación podemos encontrar:

  • Bañarse sin ventilación alguna
  • Cocinar sin tapar las ollas o sartenes, especialmente si no se tiene ventilación en la cocina
  • Secar la ropa en el interior de la vivienda sin que haya ventilación natural o artificial
  • Usar el calefactor a muy alta temperatura, pues, mientras más caliente esté el aire, mayor humedad contiene.

 

¿Como controlar la humedad por condensación?

Para poder controlar la humedad por condensación es necesario mantener un perfecto equilibrio entre el calentamiento, la ventilación y el aislamiento, esto, sin duda alguna, producirá una menor cantidad de condensación.

Por ejemplo, si se mantiene un calor bajo continuo, hará que las temperaturas de las superficies internas aumente, por supuesto, esto irá reduciendo el enfriamiento de las superficies y del aire cargado de humedad, por tanto, la condensación también se verá reducida.

De igual modo, tanto el aislamiento térmico como el doble acristalamiento de las ventanas ayudará de manera efectiva a reducir toda la cantidad de calor que la propiedad haya venido perdiendo por causa del frío exterior. El aislamiento adecuado te ayudará a mantener la calidez de vuestro hogar, lo cual a su vez permitirá mantener el calefactor a baja temperatura a fin de lograr el objetivo antes descrito.

La ventilación también es un punto importante cuando se quiere mantener a raya la condensación. Sin una adecuada ventilación provoca que todo ese aire cargado de humedad salga de la casa, como ya se ha mencionado tantas veces. Si el hogar resultara muy hermético, podéis instalar sistemas de ventilación mecánica por extracción tanto en los cuartos de baño como en la cocina.

En algunos casos, además de los extractores, se hacen necesarios los deshumidificadores, ya que estos extraen también la humedad del aire, limpiando las superficies afectadas por causa de la condensación, lo que evita por supuesto el crecimiento y proliferación de cualquier tipo de moho.

Pequeños tips para reducir la condensación

  • Cuando estés cocinando, si no cuentas con un extractor de aire, abre las puertas y ventanas, esto hará fluir el aire húmedo.
  • Mantén alejado los muebles de las paredes y asegura la ventilación de las puertas de los armarios para que el aire pueda circular.
  • Evita asimismo recargar tus armarios, el exceso de objetos y ropa en ellos, impide la circulación de aire.
  • No bloquees las salidas de aire de tu casa
  • Evita secar la ropa mojada en los radiadores
  • Siempre procura secar la ropa al aire libre, si es imposible hacerlo, ponla a secar en una habitación pero con las ventanas abiertas y la puerta cerrada.
  • Evita los calentadores de gas en la casa ya que este tipo de combustible produce vapor de agua al combustionarse.
  • Al bañarte, asegúrate de cerrar la puerta, eso evitará que la humedad producida llegue a otros cuartos. No olvidéis también abrir las ventanas para que el aire se mantenga en movimiento.

Claro está, la humedad por condensación no es el único tipo de humedad que existe, se pueden presentar diferentes tipos de humedades en una vivienda, por lo que la evaluación de un especialista nunca está de más cuando de problemas de humedades se trata.

1Comentario

Deja un comentario

Le llamamos gratis