Acuasec | Humedades al reformar una casa

Humedades al reformar una casa

humedades reformar casa

Humedades al reformar una casa

Reformar o rehabilitar una casa antigua no es tarea facil. Son muchas las cosas que hay que considerar antes de comenzar cualquier trabajo. Por ejemplo, hay que establecer planes de acción, elegir los materiales idóneos, evaluar presupuestos entre otros muchos detalles que te ayudaran a rehabilitar tu casa de manera organizada para evitar contratiempos.

Y cuando se trata de reformar una casa por causa de las humedades no resulta tan distinto, hay que evaluar los daños y las causas de las humedades, cuales materiales se requieren y sobre todo tener una comunicación con el especialista que nos evite malos entendidos y sorpresas. Por ello, aprende con nosotros que debes hacer para tratar con las humedades al reformar una casa.

humedades reformar casa

Lo que debes considerar antes de reformar

Lo primero que debes hacer es definir de manera precisa todos los detalles que hay que mejorar, solamente así podrás mantenerte dentro del presupuesto. Recopila todas tus ideas, inspirate con diseñadore, consulta a los mejores especialistas, pideles consejo, exponle tus ideas, si tienes imágenes que te ayuden será mucho mejor, sobre todo si no eres un experto y no sabes todo el lenguaje que ellos manejan.

Una vez que se defina la envergadura de la reforma, teniendo en cuenta el estado de la estructura y el tipo de aislamiento que requieres, podrás definir quien o quienes serán los profesionales que podrán llevarla a cabo para que te puedan dar un presupuesto detallado. Puedes también consultar varios profesionales que ofrezcan el mismo para comparar precios y escoger el que más te convenga.

No es recomendable que pidas un solo presupuesto, porque así no podrás comparar cuales son los servicios que te ofrece el profesional. Tres presupuesto son una buena cantidad para comparar no solamente el precio, sino también la carencia respecto los unos de los otros. Recuerda que no es el presupuesto más barato no es siempre el más idoneo, valora bien el servicio que ofrece y quedate con aquel que te ofrezca más confianza. No menosprecies el hecho de firmar un contrato de obra que te proteja de posibles problemas. Este contrato debe reflejar plazos de ejecución y los precios bien cerrados.

humedades reformar casa

Si hay humedades, invierte en el aislamiento

Cuando quieres reformar tu casa y esta tiene problemas de humedades, deberás invertir en un nuevo sistema de aislamiento. Aunque te parezca costoso al momento, a la larga significará un ahorro importante en sistemas de climatización.

Algunas veces es necesario cambiar las puertas y las ventanas, en especial si se encuentran en muy mal estado. Este es uno de los apartados más caros que tendrás que afrontar en la reforma de tu vivienda. Por ejemplo, es recomendable cambiar las ventanas antiguas por unas que se ajusten mejor, y de ser posible, que tengan rotura de puente térmico. Este tipo de reforma hará que en invierno ahorres en calefacción.

Al respecto de las puertas, a veces una restauración bastará. Conservar la puerta original de tu casa antigua le dará un toque de gran personalidad. Barnizarlas o lacarlas algunas veces será suficiente para darles un aspecto renovado sin quitarles su esencia.

humedades reformar casa

Fijate en tus instalaciones

La mayoria de las casas antiguas tienen un sistema obsoleto de tuberias. Pues, los materiales que fueron utilizados antes ya no se usan en lo absoluto, y aunque parezcan estar bien, a la larga darán severos problemas.

Fíjate si estas instalaciones son de hierro o de cobre. Si es así, te conviene revisar tanto el estado de las mismas como del caudal de agua. Una de las mejores opciones que se tienen en la actualidad es adecuar los sistemas de tuberías con el sistema de electricidad, incluyendo así sistemas de ahorro de energía. A la larga ésto no solo supondrá un ahorro, sino que también estaremos aportando nuestro grano de arena para cuidar el medio ambiente.

humedades reformar casa

Ve directo al foco de las humedades

Al evaluar el estado de tu casa debes buscar a fondo cual es el foco de esas humedades. Tendras que fijarte si proviene del sistema de tuberias y tu casa tiene humedades por filtración. De ser así bastará con cambiarlas por unas nuevas. Si la filtración más bien es causada desde el exterior de la vivienda, las mismas se deben tratar previamente antes de avanzar con cualquier reforma. El toque final de de este tipo de reparaciones siempre deben ser las pinturas antihumedad o cualquier otro tratamiento que sea necesario.

Ahora bien, de seguro ya has notado que en esta epoca del año se hacen más evidentes los problemas de humedades en las casas. En el invierno, el aire del interior de tu casa es mucho más humedo que el aire del exterior, principalmente por la producción del aire caliente dentro de ella debido al uso de calefacción y calentadores de agua. Este aire caliente contiene mucha más humedad que el aire frío, por lo que la comodidad térmica se ve afectada, y con ella, nuestra salud y por supuesto nuestra calidad de vida.

Te lo explico con un ejemplo, cuando el aire es muy húmedo, la humedad relativa del espacio es alta, esto hace que las personas se sientan heladas cuando están expuestos a temperaturas bajas y calientes y pegajosas cuando se exponen a climas con temperaturas elevadas. Por otra parte, la humedad relativa baja se produce cuando el aire es muy seco, causando sequedad y molestias en las fosas nasales y produciendo además sequedad y escozor en la piel.

Ahora bien, cuando la humedad relativa es alta, se favorece aun sin querer el crecimiento del moho y de las bacterias que comúnmente causas reacciones alérgicas y problemas respiratorios. Además, favorece las condiciones que permiten la proliferación de los ácaros, afectando directamente la salud de los que sufren de asma.

Asimismo, este exceso de humedad produce malos olores en el inmueble, especialmente en espacios poco ventilados. De hecho, esto causará la formación de focos de condensación en las ventanas, techos y paredes, ya que estos son más fríos que la temperatura del interior porque normalmente no cuentan con un buen sistema de aislamiento.

Quien se vaya a encargar de hacer la reforma de tu casa, deberá considerar y evaluar muy bien cada uno de estos factores expuestos para que así puedas gozar de una bonita estancia sin ningún problema de humedad a la vista.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis