Acuasec | Humedades y embarazos. ¿Qué riesgos existen?

Humedades y embarazos. ¿Qué riesgos existen?

humedades-y-embarazos-que-riesgos-existen

Humedades y embarazos. ¿Qué riesgos existen?

Estar expuestos a las humedades de manera continua desata en nuestro organismo una serie de reacciones adversas para la salud de cualquiera. En especial sobre las personas con un sistema inmunológico poco fuerte, como es el caso de los niños pequeños y las embarazadas.

Los bebés, las mujeres embarazadas y los adultos mayores son el grupo de personas que tienen mayor riesgo de enfermarse cuando se encuentran expuestos a las humedades y sus consecuencias más nefastas: el moho.

humedades-y-embarazos-que-riesgos-existen

Humedades y embarazos. ¿Qué riesgos existen?

Tal como ya lo mencionamos, son las mujeres embarazadas parte del grupo que mayor riesgo tiene de sufrir enfermedades causadas por la exposición a las humedades. Más aún cuando la mujer en gestación ha padecido de alergias previamente.

Además, el mayor riesgo que se corre, es que el bebé que lleva en su vientre también resulte afectado por la exposición a las humedades. Quizás te preguntes cómo es posible que las humedades, algo tan externo al cuerpo humano, puede causar tanto daño.

Lo cierto es que, cuando tu casa tiene problemas de humedades, de seguro el moho ya le acompaña. Pues tan solo necesita de 24 horas en un ambiente húmedo para reproducirse. El moho ni siquiera necesita ser tocado para crear estragos. Sus pequeñas esporas vuelan por todo el lugar y son capaces de introducirse por las vías respiratorias de quien esté expuesto a ellas hasta llegar a los pulmones.

Estos agentes patógenos son los causantes de muchos problemas respiratorios y alergénicos. Incluso, pueden agravar ciertos problemas de salud que pudieras haber padecido previamente. Como es el caso del asma, la rinitis o la sinusitis.

Por ello, lo más recomendable es mantener la humedad relativa de tu hogar entre un 45 y 65 %, para así gozar de un aire perfectamente respirable, que no causará o agravará ningún malestar de salud.

Pues las humedades no solo repercuten en el empeoramiento de condiciones previas, sino que también pueden generar nuevas afecciones, en especial cuando se está expuesto por períodos prolongados.

Entre las enfermedades que las humedades pueden generar en las embarazadas se encuentran las infecciones respiratorias como la bronquitis. Este tipo de enfermedades deben ser tratadas con antibióticos y antihistamínicos que pudieran terminar afectando la salud del bebé en gestación.

Además, las humedades generan una sensación de malestar constante, escalofríos, cansancio, píes fríos, dolores de cabeza, cansancio, y por supuesto, dificultad para respirar. Asimismo, la exposición a los diferentes agentes patógenos propios de las humedades, genera escozor en nariz, ojos y garganta. También pueden agravar condiciones de la piel en caso de dermatitis.

Sin contar que, si el bebé nace y es igualmente expuesto a este ambiente cargado de humedad, tiene un mayor riesgo de desarrollar asma. De hecho, un estudio reciente logró demostrar que existe una mayor posibilidad de desarrollar alergias nasales cuando los niños pequeños se exponen a las humedades.

Este estudio, publicado American Journal of Epidemiology, que fue llevado a cabo con una muestra de 1900 niños de Finlandia, donde el 16% de dicha población que vivía en hogares con niveles altos de humedad relativa, dio positivo en análisis relativos a la rinitis alérgica.

humedades-y-embarazos-que-riesgos-existen

Cuida a tu familia observando bien tus paredes

Si hay en tu familia una mujer embarazada, lo primero que debes hacer es cerciorarte de que tu hogar esté libre de humedades. Puedes, como primer diagnóstico, evaluar el estado de tus paredes. Observa si alguna tiene manchas de agua o manchas oscuras. También es fácil notar si la pintura de la pared se desconcha.

Si no logras observar nada en las paredes, fíjate en el olor de tu hogar, ¿acaso te huele a humedad o el ambiente se siente frío aun cuando enciendes la calefacción? De igual modo, puedes observar las ventanas, si estas o los cristales que hay en tu hogar se condensan más de lo normal. Si observas alguno de estos síntomas, entonces de seguro tienes a las humedades de inquilinas en tu casa.

Ante esta realidad tan nociva para la salud y que son apenas las primeras señales de alerta, es sumamente importante que pasemos a diagnosticar de la mano de un profesional qué tipo de humedades están afectando nuestro hogar y cómo podemos darles remedio.

No intentes ponerles freno por ti mismo, pues los remedios caseros pueden empeorar la situación, mientras que las humedades siguen haciendo estragos en la mujer embarazada. Cualquier solución superficial será estética y temporal.

Lo mejor será que el grupo de profesionales de la humedad puedan diagnosticar de qué tipo de humedades se trata. Bien sea por condensación, filtración o por capilaridad, cada uno de estos tipos de humedades tienen una forma específica de presentarse, así como también una forma específica de producirse.

Y, son los profesionales de las humedades los que se han capacitado para reconocerlas y atacarlas de manera efectiva. Deja el trabajo de acabar de manera definitiva con las humedades al mejor equipo de profesionales de humedad de tu localidad y protege la salud del bebé y de la mujer que lo está gestando.

humedades-y-embarazos-que-riesgos-existen

Conclusiones sobre las humedades y el embarazo

Como ya pudimos observar, las humedades suponen un riesgo elevado de padecer ciertas patologías cuando se está expuesto a las mismas por tiempo prolongado. Las personas más afectadas son las mujeres embarazadas y los bebés en caso de humedades. Por esta razón, a fin de evitar daños en la salud del embarazo, es necesario eliminar por completo las humedades.

La única forma de conseguirlo de manera definitiva es contactar con un equipo de profesionales de las humedades que arranquen de raíz el problema. En Acuasec contamos con un equipo especializado en humedades. Al contactarnos tendrás la certeza de que nuestros diagnósticos son efectivos.

Así como también nuestros tratamientos, que te darán una garantía de hasta 30 años de efectividad. No esperes más y contacta con nosotros, evita todos los riesgos que suponen convivir con las humedades y el moho al eliminar de manera definitiva los problemas de humedades en tu hogar. Somos tu mejor opción y estamos deseosos de poder ayudarte a vivir un embarazo completamente saludable.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis