dofix
Drag

Blog

Inicio Blog Dolor de huesos y articulaciones por culpa de las humedades

Dolor de huesos y articulaciones por culpa de las humedades

De seguro habéis escuchado que algunas personas se quejan del dolor en los huesos y las articulaciones durante los días húmedos y lluviosos. Este dolor aumenta debido a las variaciones de la presión atmosférica, pero que causa estos dolores es aún un misterio para muchos. Descubre pues con nosotros como evitar el dolor de huesos y articulaciones por culpa de las humedades.

dolor-de-huesos-y-articulaciones-por-culpa-de-las-humedades

¿Por qué el dolor de huesos y articulaciones es por culpa de las humedades?

Durante muchos años se ha sabido que los climas fríos y húmedos son desfavorables para las personas que sufren de dolores crónicos causados por enfermedades como la artritis, pero, no se conocía a ciencia cierta por qué esto era así.

Debido a esto, se han realizado varios estudios para conocer cuál es la relación entre el clima y el dolor articular y óseo. Entre los datos observados, los resultados indican que ciertamente las personas con dolor crónico son mucho más sensibles a los cambios que se suscitan en la atmósfera.

En el año 2011, por ejemplo, se realizó una investigación en pacientes diagnosticados con artritis reumatoide. Se pudo observar que una parte de esta población era realmente sensible a los cambios meteorológicos, especialmente a la presión, la temperatura y a la humedad.

Vale la pena aclarar que el dolor no está asociado con un tipo de condición meteorológica específica. De ser así, sería imposible para las personas que viven en zonas muy frías y húmedas soportar el dolor. Pues el cuerpo parece adaptarse y conseguir un equilibrio con el clima local. Sin embargo, son las variaciones en dicho clima los que llegan a producir el aumento del dolor.

Se debe además tener en cuenta que el clima responde a un complejo patrón compuesto de diferentes variables. Si bien es cierto que se ha intentado aislar una sola variable, como por ejemplo la temperatura o la humedad y observar su relación con el dolor, las pruebas obtenidas han sido insuficientes.

Lo que sí han podido concluir los investigadores es que existe una relación entre los cambios de la presión atmosférica y el dolor, tal como ya lo hemos mencionado.

¿Por qué el cambio climático genera dolor en las articulaciones?

Resulta que dentro de las articulaciones y también los tendones se ubican unos receptores sensoriales llamados baro receptores. Estos se encargan de captar el estímulo exterior de temperatura, presión y dolor y transmitirlo al cerebro.

Dichos receptores por tanto son muy sensibles a los cambios que se generan en la presión del aire. Es por ello que cuando desciende la presión atmosférica, estas células nerviosas se activan causando dolor.

Claro está, nuestro cuerpo está conformado por diferentes tejidos, cada uno de ellos con distintas densidades, desde los músculos, los huesos, los tendones, las zonas de fractura, las áreas de cicatrización, etc. Puesto que existen diferentes densidades, lo que se estima es que los cambios en la presión atmosférica influyan de manera diferente en cada tejido.

Algunos de estos tejidos quizás se expandan en respuesta, pero otros probablemente se contraigan. También es posible que dichas contracciones o expansiones, estimulen de manera diferente a los receptores, haciendo que se transmita un mayor impulso de dolor al cerebro.

Incluso, en algunos casos, los impulsos de temperatura o de presión se transforman y se sienten como dolor.

Ahora bien, esta presión suele ser más fuerte sobre las articulaciones, puesto que, en respuesta compensatoria al cambio climático, se genera una presión dentro del espacio articular, causando irritación en los tejidos.

De hecho, cuando la cavidad se encuentra dañada por causa de la enfermedad crónica llamada artritis, se genera una respuesta inflamatoria, incrementándose así el dolor. La buena noticia es que este cambio climático no deteriora más los huesos o las articulaciones, solo genera una mayor sensibilidad al dolor.

¿Cómo se puede evitar el dolor articular causado por la humedad?

Aunque no se ha demostrado de manera concluyente, la experiencia de muchos nos indica que el dolor producido por la artritis empeora con la humedad. Pues donde hay una humedad elevada, el dolor se vuelve más intenso sobre el cartílago degradado. Por lo tanto, vivir en una casa con humedades traerá como consecuencia una estadía dolorosa y para nada confortable.

Es importante señalar que existen muchos tipos de artritis, pero todas ellas se caracterizan por dolor, rigidez, inflamación y reducción de la movilidad de las articulaciones. Este tipo de enfermedad puede ser tratada, pero, como toda enfermedad autoinmune, nos acompañará de por vida.

Por ello, además de cumplir con el tratamiento preciso, y hacer todo lo que el doctor nos indique, debemos eliminar de nuestras viviendas todo tipo de humedades.

Y así como un especialista diagnostica y envía el tratamiento más adecuado para aliviar el daño de la artritis, así también un especialista de humedades debe diagnosticar que tipo de humedades afecta tu morada para tratarla de la manera que más conviene.

En Acuasec contamos con el mejor equipo de especialistas. Enteramente capaces de diagnosticar de manera asertiva el tipo de tratamiento que tu hogar necesita para eliminar de manera definitiva todo problema de humedad.

Así que olvídate de los pequeños pañitos de agua caliente que son los tratamientos caseros y contáctanos, juntos podemos hacer tu casa más confortable aplicando tratamientos anti humedad con garantía hasta por 30 años.

Podrás olvidarte de todo ese dolor causado cada vez que existe un cambio climático cuya presión empeora en los ambientes húmedos. Nuestros diagnósticos son gratuitos, no dudes más y ponte en contacto con nuestros expertos.

Humedad y Salud, Sin categoría

Últimas Noticias

Solicita tu diagnóstico completo y gratuito

Tratamientos definitivos contra la humedad
Trabajamos en toda España

LLAMADA GRATUITA

900 535 625