Acuasec | Riesgos laborales por humedad

Riesgos laborales por humedad

Riesgos laborales por humedad

Para muchas personas los riesgos laborales por la humedad son una realidad que atenta contra sus vidas. El ambiente en los trabajos debe ser favorable para garantizar la salud y comodidad de todos los empleados, quienes podrán cumplir sus tareas de manera correcta y eficaz.

Esto significa que todos los elementos dentro de la oficina, despacho, agencia, etc., tienen que estar en condiciones aptas para promover la actividad laboral. Asimismo, la temperatura y calidad del aire tiene que ser ideal e independiente de las condiciones climáticas del exterior.

No obstante, descuidar el control de humedad en el trabajo puede volverse un problema grave que afectará el bienestar de las personas dentro del edificio. Sabemos que este es un tema sumamente importante, por lo que en Acuasec hemos decidido ampliar tu información sobre los riesgos laborales por humedad, y cómo resolverlos.

Riesgos laborales por humedad: Por qué es necesario mantener un control de calidad del aire

Un control de calidad del aire podría prevenir con antelación los riesgos laborales por la humedad. El Real Decreto 486/1997 determina las medidas mínimas que deben tener los trabajos para ser considerados seguros para los empleados. Se explica que sin importar el tipo de labor realizada, debe haber medidas de seguridad y salud que eviten poner en peligro a las personas.

La ley es precisa con respecto al ambiente laboral, sobre todo con la temperatura y el nivel de humedad que debe haber dentro del establecimiento, industria, despacho, etc. Se explica que la humedad no puede sobrepasar los límites recomendados, tampoco debe ser menor al porcentaje mínimo determinado.

Cuando los espacios cerrados o con débil ventilación tienen una mala calidad del aire, las personas que están regularmente en contacto con ella comenzarán a tener problemas relacionados con su salud. Para llegar al punto de dañar la vitalidad, la alta o baja humedad debe concentrarse en un espacio durante semanas, meses e incluso años.

Mantener controlada la temperatura no es solo ajustar el aire acondicionado, sino también emplear materiales especiales que calculen el nivel de vapor de agua del aire. De esta forma, se podrá resolver a tiempo las causas que originan las humedades y evitar futuros riesgos laborales.

Riesgos laborales por humedad: Cuáles son los porcentajes recomendados

Como hemos dicho con anterioridad, los riesgos laborales por humedad ocurren cuando este último elemento posee un valor que se sale de los parámetros recomendados por las leyes y expertos del tema. Establecer el porcentaje puede ser algo complicado pues varía según la actividad laboral realizada.

Si el trabajo se realiza en el aire exterior, en sitios con poca ventilación natural o lugares semi cerrados, los baremos pueden cambiar. Los sitios donde se hacen labores sedentarias como las oficinas, tienen que tener una temperatura de 17 a 27 grados.

Por su parte, en dicho sitios la humedad relativa debe estar entre el 35 o 40%, hasta el 50%. Estos son niveles estables que no atentan con la salud del trabajador. Asimismo, las personas que hagan actividades laborales ligeras, deben estar en un ambiente que tenga una temperatura de 14 a 25 grados.

Riesgos laborales por humedad: Consecuencias para la salud

Si la humedad relativa de un local, oficina o espacio de trabajo sobrepasa el 60%, se considera como un exceso de vapor de agua. Por su parte, es baja cuando la cifra es menor a 30%. Es importante señalar estas dos estadísticas pues cada una afecta al cuerpo humano.

Humedad relativa alta

Cuando la humedad supera el límite recomendado, las personas que tienen tiempo exponiéndose a este vapor comenzarán a sufrir ciertos malestares respiratorios. Las más comunes son la sinusitis, alergias, asma, estornudos, dificultad para respirar profundamente, entre otros.

A medida que avanza el problema, y se condensa más la humedad, las afecciones se agravarán. Si no se resuelve a tiempo, los trabajadores podrían contraer infecciones pulmonares provocadas por bacterias, virus y moho.  También, la humedad afecta a las personas con tendinitis, artritis o artrosis.

Las enfermedades en los tejidos serán más dolorosas conforme aumente la presión del aire. Igualmente, la piel quedará expuesta a patologías como dermatitis y alergias cutáneas.

Humedad relativa baja

También existen riesgos laborales por la humedad relativa baja. Cuando el vapor de agua desciende 30% o menos, los trabajadores serán propensos a contraer gripe, escalofríos, dolores de cabeza, frío, cansancio, etc. Los huesos y las articulaciones también se verán afectadas por este problema.

Al igual que en el caso anterior, se puede contraer enfermedades e infecciones respiratorias, además de sequedad nasal y cutánea. Los hongos y el moho que proliferan en ambiente húmedo producen sustancias químicas que no deben ser inhaladas por los humanos. Pero, uno de los riesgos laborales por humedad más graves es la posibilidad de tener un peligroso aumento en la frecuencia cardiaca.

Riesgos laborales por humedad: Medidas preventivas

Como puedes observar, los riesgos laborales por la humedad pueden ser bastante graves. Cada empresa, ya sea una pyme o multinacional, debe tomar precauciones para evitar las causas que originan el vapor de agua.

Campanas y sistemas de extracción

Los lugares donde se produce exceso de humo, tal como la cocina, deben tener campanas de extracción. Estas absorberán el vapor generado por la actividad laboral y evitarán su expansión por todo el espacio. Este elemento formará parte de un sistema de extracción, el cual retira se forma segura el aire contaminado.

Ventilación

Es extremadamente importante que la empresa asegure instalaciones correctamente ventiladas y libres de humedad. El sistema de ventilación permite la circulación de aire, evitando así un aumento de la humedad relativa.

Informar sobre el problema

Es necesario que todos los trabajadores tengan conocimiento sobre los síntomas producidos por la humedad relativa. De este modo, en caso de darse, podrán identificarlo a tiempo y notificarlo a los encargados.

Control de humedad

Cada empresa debe tener un procedimiento de control de humedad. Gracias a esta prevención, se podrá saber cuándo los índices comienzan a tornarse peligrosos, y atacar el problema antes de que se expanda.

Eliminación total de la humedad

Esto solo puede ser logrado por empresas especializadas en la eliminación de la humedad, ya que atacan y solucionan el origen del problema. En este sentido, Acuasec cuenta con un equipo de profesionales que tienen años de experiencia en la erradicación de humedades. Si necesitas nuestros servicios, no dudes en solicitar un diagnóstico y presupuesto totalmente gratuito.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis