Acuasec | Cómo arreglar una pared con moho

Cómo arreglar una pared con moho

como-arreglar-una-pared-con-moho

Cómo arreglar una pared con moho

¿Has notado manchas negras en tus paredes? Entonces el moho ha estado invadiendo tu hogar. Su aparición no es más que un indicador de que tu casa tiene un problema de humedad de fondo. Y aunque su color no sea negro, siempre será un elemento bastante reconocible, sino es por el color, será por el olor.

Lo cierto es que al detectarlo debemos ser muy diligentes para eliminarlo. Seguir los pasos pertinentes para acabar con él será preciso para conseguir nuestro objetivo. Lee lo que tenemos para decirte y aprende cómo arreglar una pared con moho.

como-arreglar-una-pared-con-moho

¿Qué es el moho?

El moho como tal es un tipo de hongo que puede llegar a surgir tanto en interiores como en exteriores. Se proliferan más fácilmente en lugares húmedos y con poca luz. Las manchas negras no son el moho en sí, en realidad son colonias de este hongo que buscan alimentarse y ambiente cómodo para ellos poder crecer y reproducirse.

Si en nuestra casa tenemos un problema de humedades sin tratar y que ha venido en aumento, será el hogar perfecto para este inquilino indeseado. Este organismo además es bastante resistente, por lo que os conviene eliminarlo ante su más pequeña aparición.

Y es que, más allá de lo estético, el hongo trae consigo un amplio espectro de problemas para la salud. Es relevante mencionar que el moho es capaz de liberar esporas que pueden llegar a afectar el sistema respiratorio.

Cuando estamos expuestos a la presencia del moho y todo lo que el implica, produce en los habitantes del inmueble irritación de las mucosas. Especialmente en ojos, nariz y garganta, pero también sus esporas podrían llegar a afectar la piel y, en condiciones más severas, los pulmones.

Sin mencionar que los ácaros se proliferan más fácilmente ante la presencia del moho y se esparcen por nuestros muebles, colchones y almohadas. Los ácaros, dicho sea de paso, pueden agravar enfermedades como el asma, la rinitis alérgica y las alergias en general.

Las personas más vulnerables ante la presencia de estos hongos y todas sus consecuencias son los adultos mayores, los niños, las mujeres embarazadas y todas aquellas personas que sufren de enfermedades respiratorias y alérgicas.

Sin embargo, no son las únicas personas que pueden ser afectadas por el moho, todos los que estén expuestos a su presencia pueden sufrir las consecuencias de convivir con él. Por ello, lo que más conviene es atacar la que está propiciando su aparición y alimentándola: las humedades.

como-arreglar-una-pared-con-moho

¿Cuál es la causa más común de la aparición del moho?

Es importante resaltar que aunque ciertamente tener moho en nuestras paredes es un problema, en realidad se trata de un problema que deriva de uno mucho más grave. El moho como tal es consecuencia de la presencia de humedad por condensación en un inmueble.

Dicho en otras palabras, el exceso de vapor de agua acumulado en el interior de nuestra casa es la principal causa de la formación de colonias de moho.

Como bien se sabe, la condensación es producto de la acumulación de vapor sobre las superficies más frías, que, al chocar con ellas, se convierten en gotas de agua que comienzan a resbalar sobre estas superficies en las que se originan.

El moho tiene más posibilidades de formarse sobre las porosas superficies de las paredes que en las superficies planas como los azulejos, espejos o ventanas. Esto se debe a que en las superficies planas resbala hacia el suelo o las paredes por efecto de la gravedad.

En cambio, cuando el agua choca con las paredes esta no resbala. Más bien es absorbida debido a la mencionada porosidad. Por tanto, esta agua al introducirse al interior de los poros de las paredes, al irse secando la zona por la que penetró, ésta se va tornando verde oscuro a negro. Es así como estas pequeñas gotas que parecían inofensivas dan lugar al moho producto de las humedades por condensación.

como-arreglar-una-pared-con-moho

¿Cómo podemos evitar el moho?

Si el moho se ha producido por humedades por condensación, la manera más eficaz de evitarlo es ventilando bien tus estancias. De igual modo debes evitar la producción excesiva de vapor de agua dentro de la casa.

No es tan difícil hacerlo, solo debes evitar secar la ropa dentro de la casa o sobre los radiadores, instalar extractores de aire en cocina y baños, usar tapas cuando cocinemos y no usar la calefacción muy elevada. De este modo evitarás la formación de colonias de moho.

como-arreglar-una-pared-con-moho

¿Cómo arreglar una pared con moho?

Pero, ¿qué podemos hacer cuando ya tenemos el problema habitando sobre nuestras paredes? Lo primero que debemos hacer es contactar a un especialista de problemas de humedades que nos ayude a detectar el por qué se está generando la condensación en nuestra casa.

Porque ciertamente la mayoría de los problemas de condensación se deben a nosotros mismos, pero otras veces se deben a fallas estructurales del inmueble. Sea cual sea el caso, solo el técnico de la empresa experta podrá detectarlo con eficiencia. Y, una vez detectado el problema podrá aconsejar el tratamiento más efectivo para eliminar el problema de raíz.

En pocas palabras, lo que hemos querido decirte es que para arreglar una pared con moho, lo primero que debes hacer es eliminar la humedad que lo provoca.

Pues, aunque apliques todos los remedios caseros que la Internet os ofrece, ninguno de ellos será tan efectivo como eliminar de lleno la humedad. Nuestra recomendación es que contactes con una empresa especializada en diagnóstico y tratamiento de humedades como Acuasec, para que pueda dar una solución definitiva a tu problema.

Una vez que hayas eliminado el origen del problema, deberás aplicar alguna solución a base de hipoclorito de sodio que haya sido creada con el fin de eliminar el moho. Sin embargo, hay otra solución más económica para limpiar el moho de tus paredes, y esta es la lejía diluida en agua.

Bastará con tomar una esponja o un cepillo y frotar sobre la zona afectada. El principio activo de la lejía es justamente el mismo que ofrecen las soluciones con hipoclorito. Una vez erradicado el moho, asegúrate de ventilar bien la zona y procurar el secado a fondo.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis