Acuasec | ¿Por qué ventilar no va a resolver tu problema de humedad?

¿Por qué ventilar no va a resolver tu problema de humedad?

por-que-ventilar-no-va-a-resolver-tu-problema-de-humedad

¿Por qué ventilar no va a resolver tu problema de humedad?

Uno de los fenómenos más comunes en los hogares de nuestro país es la condensación, fenómeno que, en la mayoría de los casos, termina produciendo problemas de humedades y hongos en la vivienda. Entre las soluciones más comunes se propone la ventilación, sin embargo, hoy queremos explicarte por qué ventilar no va a resolver tu problema de humedad.

Entendamos que es la humedad por condensación

La humedad por condensación se produce por una combinación de factores físicos. Cuando el vapor de agua sobrepasa la cantidad que el aire puede contener, y a esto se suma un choque de temperaturas, entonces este vapor de agua se convierte en pequeñas gotas de agua al entrar en contacto con las superficies más frías de la casa.

Para que se formen las gotas de agua al entrar en contacto con las superficies frías, el vapor de agua debe alcanzar el punto de rocío. Este depende de la temperatura del aire y de la humedad relativa del aire. Es decir, es posible cuando la humedad relativa del aire es muy elevada y si además convergen temperaturas altas y bajas.

Es por esta razón que la humedad por condensación se manifiesta más a menudo sobre los puntos de contacto entre la temperatura exterior y la interior que difieren entre sí. Estos puntos son usualmente las ventanas, los techos y algunas paredes.

Ahora bien, el punto de rocío se alcanza a una temperatura determinada para diferentes condiciones de temperatura. Este aumenta a medida que la humedad relativa del aire va aumentando.

Este tipo de humedades es bastante común de los edificios antiguos, ya que estos o carecen de aislamiento o en su mayoría fueron mal aislados. Aun así, las nuevas edificaciones no están exentas de esta problemática.

Puesto que, en la actualidad, la hermeticidad en las construcciones puede dar origen a las humedades por condensación, debido a la inexistencia de un sistema de ventilación en las mismas. De no existir una correcta circulación de aire en los espacios, se acumula el vapor de agua en exceso, saturando así el aire y aumentando la humedad relativa en el interior de las edificaciones.

Cómo puedo saber si tengo humedad por condensación

La humedad por condensación es uno de los tipos de humedades que se identifican más fácilmente. Si has comenzado a ver:

  • Vaho continuo en los cristales de la casa.
  • Manchas de humedad alrededor de los marcos de puertas y ventanas.
  • Manchas oscuras en las esquinas o alrededor de las ventanas.
  • Proliferación de hongos y moho en toda la casa, llegando a afectar paredes, muebles y ropa.
  • Padecimiento continuo de enfermedades respiratorias o alergias que afectan la piel y las mucosas.
  • Dificultad para respirar y pronunciamiento de enfermedades como el asma, rinitis o sinusitis.
  • Agravamiento de los dolores articulares en personas que sufren de reuma u otras enfermedades óseas.

por-que-ventilar-no-va-a-resolver-tu-problema-de-humedad

Por qué ventilar no va a resolver tu problema de humedad

Si bien es cierto que las zonas más propensas a desarrollar este tipo de humedades son aquellas que menos se ventilan. En realidad, son varias causas que se relacionan entre sí, por lo que no se puede afirmar que la solución de ventilar acabará con todo el problema.

Además, la condensación también puede originarse por el exceso de vapor de agua sumado a la renovación puntual pero discontinua de las habitaciones, o a la renovación con aire muy frío, o quizás a la producción excesiva de vapor de agua mediante las actividades cotidianas como la cocina, la colada, la ducha y hasta la respiración.

De hecho, una familia promedio de 4 personas produce 63 litros de vapor de agua a la semana. En algunos casos ayuda el secar la ropa al aire libre, o no abusar de la calefacción y utilizarla a una temperatura más cercana a la del ambiente, o tapar las cazuelas una vez que cocinamos.

Sin embargo, estos consejos no siempre funcionan o resultan insuficientes, al punto que parece casi imposible escapar de las humedades por condensación. En especial cuando el origen del problema de humedades saca de la ecuación la acción humana. Lo cierto es que sí es posible eliminar por completo este tipo de humedades.

por-que-ventilar-no-va-a-resolver-tu-problema-de-humedad

Lo que realmente necesitas para resolver tu problema de humedad

Lo que es realmente necesario es contactar con los especialistas anti humedades para conocer realmente cuál es el origen de las humedades por condensación en tu hogar. Nuestros expertos de Acuasec están a tu disposición para diagnosticar la causa de este tipo de humedades.

Gracias a su vasta experiencia, nuestro equipo puede detectar fácilmente de donde provienen los problemas de humedades. Y, en caso de derivarse de algún daño estructural en la vivienda, o de un mal aislamiento de techos y paredes de la casa, te propondrán un tratamiento efectivo que te hará olvidar por completo la humedad por condensación.

Nuestros diagnósticos son gratuitos, por lo que puedes contactarnos cuanto antes para dar solución a tus problemas de humedades. Nuestros tratamientos son personalizados, por lo que puedes estar seguro de que suplirán por completo las necesidades de tu hogar.

Es más, estos tratamientos cuentan con una garantía de hasta 30 años, por lo que podrás estar completamente tranquilo y olvidarte de las reincidencias de las humedades por condensación durante los meses más fríos del año.

De este modo, con una inversión segura en nuestros servicios, podrás olvidarte para siempre del vaho en tus cristales, de las antiestéticas manchas oscuras causadas por el moho, más aun, de las enfermedades que estos generan. Contáctanos, un equipo multidisciplinario de expertos ya está preparado para atenderte y darle solución a tus problemas de humedad por condensación.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis