Acuasec | Por qué solucionar las humedades si has puesto tu piso en alquiler

Por qué solucionar las humedades si has puesto tu piso en alquiler

por-que-solucionar-las-humedades-si-has-puesto-tu-piso-en-alquiler

Por qué solucionar las humedades si has puesto tu piso en alquiler

Poner un piso en alquiler implica una responsabilidad legal con el futuro arrendatario. Por esta razón es necesario realizar todas las reparaciones pertinentes para evitar futuros inconvenientes.

En especial aquellas que suponen un daño inminente al inmueble o una incomodidad grave al arrendatario. Es por ello que hoy queremos darte a conocer por qué solucionar las humedades si has puesto tu piso en alquiler es tu responsabilidad.

¿Por qué solucionar las humedades si has puesto tu piso en alquiler?

Aunque no siempre será responsabilidad del arrendador reparar los desperfectos causados por las humedades. Si es importante que antes de poner nuestro piso en alquiler, este pueda estar en perfecto estado.

Es nuestro deber, como buenos arrendadores, buscar toda señal de goteras o cualquier otro tipo de humedades en nuestro piso y optar por una solución profesional que realmente erradique todo el problema.

Si bien es cierto que hay quienes creen que cubrir una pared con alguna fisura y pintarla es suficiente, en realidad el artículo 21.3 de la ley de arrendamientos urbanos ampara al arrendatario cuando este logra demostrar que la fuga de agua o filtración es debida a un defecto de mantenimiento del que el arrendador debía haberse encargado.

Incluso, el arrendador podría perder el importe hecho por el arrendatario cuando estos daños generen grave incomodidad al mismo. De hecho, dicta dicho artículo que el arrendatario podrá exigir que el arrendador haga la verificación de la vivienda de manera directa y urgente, junto a los técnicos que este designe.

¿Qué debes hacer en caso de tener humedades en el piso que deseas alquilar?

Lo primero que te corresponde hacer es determinar que está causando la humedad en tu piso. Para tener un diagnóstico preciso es necesario contar con técnicos profesionales que puedan ir a la raíz del problema.

Los profesionales de la humedad pueden verificar con experticia si las humedades son causadas ya sea por filtraciones, las cuales a su vez pueden ser causadas por grietas o por el deterioro de la impermeabilización, o por condensaciones en los parámetros del interior de la vivienda a causa de un mal aislamiento térmico o de un aislamiento deficiente.

Sin contar las humedades por capilaridad, las cuales son causadas por problemas en la impermeabilización correcta de los suelos de las plantas bajas. Este tipo de humedades requieren de una inversión mayor, pero los daños que puede llegar a causar en el inmueble son mucho mayores, hasta el punto de afectar por completo la estructura del mismo.

Sea cual sea el caso, un piso con humedades resulta insalubre, y, por tanto, no cumple con todos los requisitos de habitabilidad.

Es mejor prevenir que lamentar

Como propietarios de un piso, tenemos en nuestras manos todas las posibilidades de mantener el inmueble en buen estado. Para ello, necesitamos ser conscientes del mantenimiento constante que requiere una propiedad para mantenerse realmente saludable.

Por ejemplo, cuando nos esforzamos en mantener las tuberías limpias, conseguimos que las mismas permanezcan en perfectas condiciones por mucho más tiempo. Esta es la forma más sencilla de evitar rupturas o fugas de las mismas.

Eso sí, evita utilizar productos abrasivos que pudieran terminar de deteriorar los conductos. De igual modo, es recomendable evitar introducir en las tuberías elementos punzante que pudieran generar los daños que se están pretendiendo evitar. Cuando el atasco parezca serio, lo mejor será acudir con un profesional que verdaderamente sepa cómo darle arreglo.

También te será muy útil dedicar algunos minutos a una revisión periódica de las instalaciones de fontanería del inmueble. Eso te ayudará en gran manera a evitar un futuro disgusto con tu arrendatario.

Es importante también prestar especial atención a las conexiones de la lavadora y del lavavajillas con regularidad. Así como también que los desagües del fregadero y los sanitarios estén en perfectas condiciones. Las juntas de los grifos no deben presentar deterioro y las llaves de paso deben funcionar correctamente.

Por otra parte, pero en la misma línea preventiva, debes evitar la condensación, especialmente en los baños con mala ventilación, donde la diferencia térmica y el vapor de agua acaban generando problemas.

Para evitarlos, lo mejor será mejorar el aislamiento de las paredes de esta estancia, a fin de evitar las diferencias térmicas. Aunque en algunos casos la instalación de un buen extractor es más que suficiente para evitar el problema.

Así que, si vas a alquilar tu piso, asegúrate de revisar bien los techos o las paredes. En caso de notar alguna mancha oscura, aunque esté seca, esta es una clara señal de aviso de la presencia de humedades.

Fíjate bien en que no haya ningún escape o fuga de agua cuando hagas las revisiones pertinentes, pues, si tienes un escape y llegas a afectar a tu vecino, deberás correr con todos los gastos. Si encuentras una gotera, evita la tentación de taparlas, ya que esto hará que a largo plazo la humedad termine dañando el techo y los revestimientos del piso.

En cualquier caso, si han aparecido ya los problemas de humedad, la mejor solución es acudir a los profesionales en el área cuanto antes. La buena noticia es que cerca de ti se encuentra una de las empresas líderes en el rubro: Acuasec.

Nosotros somos una empresa anti humedades con gran experiencia en todo tipo de humedades. Contamos con el mejor equipo técnico multidisciplinario para ayudarte a erradicar el problema de humedades para siempre.

Nuestros tratamientos te ofrecen hasta 30 años de garantía. Contáctanos y haremos un diagnóstico a tu inmueble de manera gratuita para ofrecerte las mejores opciones y acabar juntos con todo rastro de humedad antes de que pongas el piso en alquiler.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis