Acuasec | Controlando los olores de humedad en la habitación de tu hijo

Controlando los olores de humedad en la habitación de tu hijo

Controlando los olores de humedad en la habitación de tu hijo

La humedad es un problema que puede ocasionar grandes daños en los cimientos de las construcciones y en la salud de las personas. Al dañarse la calidad del aire, ya sea por ser excesivamente seco o húmedo, surgen afecciones y enfermedades que afectan las vías respiratorias, desde asmas y bronquitis, hasta tos constante y dificultad para respirar.

Los niños y bebés pueden ser perjudicados por ambientes cuyos niveles de humedad están por debajo o sobre el nivel recomendado. Varias agencias y organizaciones han realizado estudios que señalan que un espacio cerrado debe contar con un volumen de vapor de agua que esté entre los 40 y 55%.

Si supera el 60%, se considera que el aire no es óptimo ni saludable. Puede llegar a tener un efecto negativo sobre los animales, las personas, los electrodomésticos, las superficies, los materiales de construcción, etc. Aparecerán mancha de moho, que son microorganismos que expulsan peligrosas toxinas. También, la humedad crea el ambiente perfecto para las infestaciones de ácaros.

No solo se trata de reacciones alérgicas y enfermedades, la humedad afecta a tu descanso y el de tu familia. Los olores, la presión generada, los problemas de salud, entre otros., son algunas de las razones por las cuales no se puede conseguir un sueño completo de una habitación con humedad.

Por otro lado, cuando el vapor de agua se concentra en un espacio cerrado, genera aromas  desagradables que evitan que niños y adultos puedan permanecer varias horas en esos lugares infectados. En Acuasec sabemos que este es un tema que te preocupa, por eso queremos brindarte algunas soluciones para eliminar y prevenir los malos olores generados por el exceso de vapor de agua.

7 Soluciones para los malos olores provocados por la humedad

Al contrario de lo que muchos puedes pensar, los aires acondicionados y las velas no eliminan la humedad, pueden ayudar a controlarla, pero no atacan la raíz del problema. Si tu hogar tiene graves daños y problemas producidos por la humedad, te recomendamos acudir con profesionales. En Acuasec contamos con años de experiencia solucionando las humedades en los hogares, oficinas, empresa, locales, etc. Atenderemos tu caso con profesionalidad.

Ventilación

Para mantener la humedad en un estado óptimo para tus hijos, debes promover la correcta ventilación en tu hogar. Abre todas las ventanas durante varias horas o mínimo 10 minutos en varios momentos del día. La circulación del aire evita que la misma se estanque y deteriore, lo que a su vez evita que se concentren los malos olores.

Asimismo, cuando cocinas, los vapores generados se esparcen por todo el hogar, concentrándose en los lugares pocos ventilados. Esto genera y aumenta la humedad junto con sus consecuencias. Para evitar dicha situación, lo mejor es abrir las ventanas del cuarto de cocina.

Tender la ropa en el exterior

Si tiendes la ropa de tus hijos en sus cuartos o cerca de ellos, es probable que se produzcan malos olores por humedad, además de todos los problemas que provoca la mala calidad del aire. Todas las prendas, zapatos, colchones recién lavados, sábanas, etc., deben cercarse en un espacio abierto. Si no es posible tender la ropa afuera del hogar, entonces mantén las ventanas abiertas durante el secado.

Aire acondicionado

Como hemos dicho antes, el aire acondicionado no elimina la humedad, pero ayuda a nivelarla. Lo que debes hacer es configurar el aparato a una temperatura acorde al clima. Es decir, si es verano u olas de calor, debes establecer un rango entre los 23 a 25 °C. Durante el invierno o climas fríos, lo más recomendable es colocarlo en  21 a 23 °C.

Con estas temperaturas disminuyes la posibilidad de humedad por condensación y ayudas a nivelar los porcentajes de vapor de agua que hay en tu hogar. Cabe mencionar que no se recomienda apagar el aire, sobre todo durante el verano. El cambio repentino de temperatura puede ser contraproducente para tus objetivos.

Limpieza

Aunque puede parecer obvio, muchas veces durante la limpieza de los cuartos se dejan zonas u objetos sin higienizar. Si se sospecha de humedad en el aire debido al olor, importante que cada área de la habitación sea limpiada. Esto es debido al moho o ácaros, los cuales surgen en ambientes con exceso de vapor de agua y generan malos aromas.

Desde las paredes y techos, hasta el closet. Cada rincón debe ser correctamente aseado. No olvides aspirar las alfombras, pues el polvo y los hongos pueden expandirse en ellas.

Para las superficies puedes emplear una mezcla de agua con lejía, deja actuar por 10 minutos en las zonas afectadas y luego límpialas. Debes usar protectores, mascarillas y guantes durante el procedimiento. Hay que evitar entrar en contacto con los microorganismos.

Si quieres saber más sobre este tema, te recomendamos leer nuestro artículo primavera, alergias y moho. 8 consejos para la limpieza de primavera

Pintura hidrofóbica

Una vez que hayas limpiado por completo la habitación de tu hijo y te asegures que el olor a humedad ha desaparecido. Puedes proteger las paredes y techos con una capa de pintura hidrofóbica o anti-hongos. Estas están diseñadas para repeler microorganismos y el agua, lo que disminuye las posibilidades de que las humedades ingresen en el material y lo erosionen.

Lava colchones y sábanas

Las sábanas, mantas, fundas e incluso el mismo colchón, pueden ser contaminados por las humedades y el moho. No solo tendrán un desagradable y agrío olor, también pueden ser focos de infección. Su limpieza es fundamental. Utiliza detergentes que eliminen a profundidad los hongos y restriega bien los colchones. Si estos objetos están demasiado contaminados, lo mejor es que los deseches y adquieras unos nuevos.

Limpieza de las tuberías

Las tuberías debes ser limpiadas de manera periódica, pues es uno de los principales causantes de la humedad por condensación y filtración son los drenajes en mal estado. Puedes usar limpiadores especializados para esta tarea, aunque hay personas que emplean una mezcla de bicarbonato y vinagre blanco.

Si la humedad en el cuarto de tu hijo es muy extensa, lo puedes notar por el estado de las paredes y techos, además de la intensidad del olor; entonces debes pedir ayuda profesional. Puedes contactar con nuestro equipo de atención al cliente llamado al 902 922 352.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis