Acuasec | Humedades en comunidades de vecinos

Humedades en comunidades de vecinos

Humedades en comunidades de vecinos

La humedad según la RAE es “una medida que indica la cantidad de vapor de agua que hay en el aire”. En ocasiones la humedad se puede presentar  en cantidades poco benéficas para las estructuras arquitectónicas como lo son los edificios o las casas.

Los motivos más comunes para la presencia de humedades son:

  • La utilización de materiales que tienen poco rendimiento:  Cuando se utilizan  materiales  de baja calidad que suelen ser  poco duraderos.  Es importante preguntar a los especialistas cuánta durabilidad tienen los productos impermeables. 
  • Por una inadecuada edificación estructural: Cuando en el proceso de construcción se utiliza excesiva agua que puede ocasionar daños en la mezcla del cemento o en el ladrillo (porosidad). 
  •  Por la degradación de los materiales: Cuando las estructuras son muy antiguas es normal que los protectores térmicos sean deficientes o inexistentes. 
  •  Por la falta de mantenimiento: Cuando no limpiamos los lugares que se encuentran mojados o cuando no se realizan arreglos a ciertas zonas que lo necesitan con el tiempo (regularmente los protectores térmicos duran de tres a cinco años dependiendo de las condiciones climáticas) .

Todas las comunidades presentan unas reglas acordadas y establecidas para tener una adecuada convivencia, algunas de las responsabilidades son:

  • La conciliación de las cuotas de la mensualidad.
  • La determinación de los días de limpiezas de ciertas áreas comunes como las escaleras y corredores (si no se tiene un servicio de limpieza).
  • Respetar las horas acordadas en las que no se debe hacer ruido, normalmente a partir de  22:00 horas, el ruido no puede superar los 35 decibelios.

 

 

Pero ¿existe alguna regla de convivencia sobre la humedad?

La respuesta es sí. En el artículo 396 del código civil se expresa la ley de propiedad horizontal. En el presente apartado te explicaremos en qué consiste y de quién es la responsabilidad si se presenta algún daño en las propiedades.

  • En las propiedades horizontales o conjuntos residenciales, en los bienes comunes como las terrazas, la fachada, y los parques, el mantenimiento depende de los copropietarios; si existe una administración, esta se encargará de arreglar los daños de las dichas zonas.
  • Cuando los daños son provocados en una de las viviendas y está afectando a los vecinos, le corresponde el mantenimiento al apartamento, piso o casa que está generando el daño.
  • Si la humedad es originada en una pared, techo o suelo y  es una superficie compartida, la reparación deberá repartirse entre los involucrados.
  • Si la humedad es localizada, es decir, solo afecta a un propietario, este se encargará de realizar el respectivo mantenimiento. Si la vivienda es alquilada, los gastos se dividen en un 50%  entre el dueño de la vivienda y el inquilino.

 

 

Tipos de humedad que se puede presentar en edificios o conjuntos residenciales

La humedad es la cantidad de agua que se encuentra en la superficie o interior de un cuerpo, cuando la cantidad supera la resistencia de la materia, puede generar problemas en la infraestructura. Contribuye a la degradación del valor del edificio.

Hay que tener especial cuidado con la humedad, porque puede generar hongos o microorganismos que afectan  la estructura de la vivienda y la salud de sus habitantes. En una vivienda se puede presentar diferentes tipos de humedad. Es importante identificarlas para adecuar el manteniendo y que sea efectivo para la eliminación total de los problemas.

A continuación mencionamos las humedades más comunes que se presentan en las propiedades compartidas: 

Humedades por capilaridad

Influye en la afectación de los cimientos en las plantas bajas o en los sótanos. La capilaridad se origina por la filtración del agua subterránea. El agua del suelo es producto de lluvias, altas temperaturas o tuberías que se encuentran debajo de las construcciones.

La humedad por capilaridad afecta a la comunidad de vecinos debido a que suele perjudicar partes comunes como aparcamientos, entradas, pasillos, entre otras zonas compartidas y puede ser un riesgo para los muros de carga, volviéndose un problema estructural. Independientemente del material de construcción, las piezas pueden sufrir de agotamiento hídrico, lo que debilita la estructura afectando el soporte y la salubridad del edificio o casa.

Los daños causados debido a la humedad por capilaridad son un problema comunitario, es decir, los gastos de la reparación o eliminación de los daños lo retribuyen los propietarios del inmueble.

 Humedades por condensación.

La humedad por condensación se da cuando el vapor de agua del aire está en contacto con una superficie que es lo suficientemente fría como para que alcance el punto de rocío y pase a su forma líquida, humedeciendo la superficie. Generalmente este tipo de humedad se produce por deficiencias en el aislamiento térmico.

El agua en contacto con las superficies puede derivar en un criadero de hongos o microorganismos que no solo afectan la estructura del edificio, también son perjudiciales para la salud; El  moho es un tipo de hongo que genera reacciones alérgicas como fiebre, asma, e irritación en diferentes partes del cuerpo (nariz, garganta, o pulmones)

Humedades por filtraciones:

La humedad por filtración también es un problema que afecta directamente la estructura y es causado por un inadecuado proceso de construcción, la filtración se puede dar por tuberías o por falta de canales que por los que pueda pasar el agua de la lluvia, también se puede dar por la falta de aplicación de un impermeable en el acabado, si se realiza lo anterior se evita que el agua se filtre en la estructura perjudicando la estabilidad de la vivienda.

 

Recomendaciones sobre la humedad en comunidades de vecinos:

Si los problemas de humedad no son atendidos a tiempo, puede producir en los propietarios, inconformidad al dormir, problemas cardiacos, problemas respiratorios a causa de la propagación del moho, entre otras afectaciones que perjudican el confort del inquilino.

Cuando la humedad se da en una zona compartida ya sea pared, techo o suelo, es importante que las partes afectadas acuerden un arreglo para evitar complicaciones en el proceso que puedan llegar a ser perjudiciales para la salud y para la estructura.

En Acuasec brindamos tratamientos definitivos contra la humedad. Utilizamos las técnicas más innovadoras con productos testeados en laboratorio. Contáctanos para asesorarte en los mejores tratamientos para tu hogar. 

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis