Acuasec | Guía básica para la calidad del aire en interiores

Guía básica para la calidad del aire en interiores

guia-basica-para-la-calidad-del-aire-en-interiores

Guía básica para la calidad del aire en interiores

La calidad del aire que respiramos influye significativamente en nuestra calidad de vida. Te sorprendería saber que en algunos casos la calidad del aire en interiores es mucho peor que en el exterior, siendo esta la causa de buena parte de las enfermedades respiratorias que padecemos.

Normalmente pasamos la mayoría de nuestro tiempo en interiores, bien sea en nuestro trabajo o en nuestra casa. De modo que nuestra mayor exposición a agentes contaminantes no sucede en la calle, sino en los espacios interiores.

La EPA (Environmental Protection Agency) estima que la mayor exposición a agentes químicos contaminantes se sufre al estar en ambientes cerrados. Es decir, que cuando se piensa que se está a salvo en casa, en la oficina o en algún recinto cerrado, es cuando probablemente exista una exposición a un mayor riesgo.

Ahora bien, la buena noticia es que el problema de la calidad en aire en interiores tiene una solución mucho más sencilla y viable, en comparación con la problemática de la contaminación del aire exterior que sufren muchas de las grandes ciudades del mundo.

guia-basica-para-la-calidad-del-aire-en-interiores

Agentes que afectan la calidad del aire en interiores

Ahora que conocemos la problemática y que notamos que no estamos exento de ella, es necesario conocer cuáles son los factores que afectan la calidad de aire en nuestro hogar u oficina. Estos factores pueden clasificarse según su naturaleza de la siguiente forma:

  • Factores biológicos: Son los que tiene relación o son causados por microorganismos como por ejemplo el moho, las bacterias, hongos, levadura, ácaros y virus. La proliferación de contaminantes biológicos depende de las condiciones ambientales como la humedad y la temperatura. La contaminación microbiológica en espacio interior podría pasar inadvertida de no ser por su notable afección visual, que suele descubrirse cuando la proliferación de hongos es muy grande.
  • Factores químicos: Son los causados por componentes químicos. Entre ellos podemos mencionar el monóxido de carbono, los compuestos orgánicos volátiles (COV), humos, gases, olores, entre otros. Los contaminantes químicos no solo provienen de la actividad industrial y de los automóviles, los propios materiales de construcción usados en el interior de los edificios pueden emitir contaminantes químicos.
  • Factores físicos: Humedad relativa, ventilación deficiente, gas radón, entre otros.

guia-basica-para-la-calidad-del-aire-en-interiores

Principales fuentes contaminantes del aire en interiores

En estos precisos momentos en los cuales nos ha tocado pasar mucho más tiempo en casa, necesitamos conocer los principales agentes contaminantes de los ambientes interiores. Veamos entonces, los agentes que deterioran la calidad del aire que respiramos en nuestro hogar:

Productos químicos domésticos

Los productos de limpieza, pinturas, barnices, ambientadores, insecticidas, algunos de cuidado personal, entre otros, son unas de las principales fuentes de los nocivos compuestos orgánicos volátiles (COV).

Los COV son un grupo de compuestos pertenecientes a diferentes familias químicas que tienen en común su base de carbono y la particularidad de volatilizarse en estado gaseoso a temperatura ambiente. En los países desarrollados se suelen observan concentraciones superiores en interiores de COV en comparación con las existentes en el exterior.

Humo de tabaco

Es uno de los contaminantes más comunes en interiores, fuente de gases tóxicos como lo es el monóxido de carbono (CO). La nicotina es considerada un compuesto semivolátil. En el aire puede permanecer en partículas de tamaño inferior a 2,5 µm de diámetro y ser aspirada fácilmente.

Los cigarrillos electrónicos o vapeadores, también contaminan el aire que respiramos emitiendo estas partículas. Como es conocido, la exposición pasiva a dichas partículas conlleva serios riesgos para nuestra salud.

Cocinas y sistemas de calefacción sin ventilación

Tanto las cocinas como los sistemas de calefacción deben poseer un buen sistema de ventilación, de lo contrario las partículas en suspensión y los gases nocivos generados quedan encerrados en el hogar, afectando negativamente la calidad del aire que respiramos.

Sistemas de refrigeración

Cuando no se realiza un correcto mantenimiento, los sistemas de refrigeración suelen albergar microorganismos que luego pueden desplazarse libremente mediante el aire. La contaminación microbiológica puede desarrollarse de manera inadvertida en nuestros hogares y espacios interiores, causando importantes deterioros en nuestra salud.

Humedades

Son la principal causa de aparición y crecimiento de moho y hongos dentro de las viviendas, generando partículas en suspensión que afectan la calidad del aire.

Camas de animales domésticos

Suelen refugiar a todo tipo de alérgenos, que a su vez pueden generar partículas en suspensión y compuestos orgánicos volátiles.

guia-basica-para-la-calidad-del-aire-en-interiores

¿Cómo conseguir una buena calidad del aire en casa?

Como ya hemos mencionado, la solución al problema puede ser realmente sencilla y muy viable económicamente. Veamos algunos consejos que nos ayudaran a mejorar la calidad del aire en nuestro hogar:

1.      Ventila la casa más a menudo

Para evitar que los agentes contaminantes se queden acampando en casa y que su nivel de concentración aumente, es necesario ventilar la casa continuamente. Introducir aire limpio en cantidad suficiente es una de las claves para obtener una buena calidad de aire interior.

Abre todas las ventanas al menos 3 veces al día por 10 minutos. Se trata de una medida muy sencilla, pero muy eficaz.

2.      Coloca plantas de interior en casa

Las plantas ayudarán a mejorar la calidad del aire de tu casa, retirando sustancias tóxicas y produciendo aire fresco cada día. Eso sí, no exageres con el número de plantas, porque tenerlas en exceso también puede aumentar la humedad relativa de tu hogar.

3.      Disminuye el uso de fragancias artificiales y agentes químicos

Estos productos suelen liberar contaminantes COV, los cuales, como ya lo sabes, son muy dañinos para ti y para los tuyos. Intenta utilizar productos elaborados a base de elementos naturales, tu salud lo agradecerá.

4.      Controla las humedades en casa

Las humedades en casa son una invitación para los hongos y el moho, los cuales penetran a nuestras estancias de manera inadvertida. Los hongos pueden emitir olores o sustancias nocivas y causar enfermedades fúngicas. Si tienes problemas con humedades en casa no dudes en contactarnos y solicitar un presupuesto online, nuestros profesionales podrán ayudarte.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis