Acuasec | Eliminar las humedades con un secador

Eliminar las humedades con un secador

pared-con-humedades-que-se-eliminan-y-vuelven-a-aparecer

Eliminar las humedades con un secador

El otro día, escuchamos hablar de una “solución” contra las humedades: eliminar estas con un secador. Y, como nos pareció interesante el tema, decidimos abordarlos en el blog.

Aquí verás si es posible o no eliminar las humedades con un secador. Pero también profundizaremos un poco en el tema y hablaremos sobre los tipos de humedades en casa, sus causas y soluciones, ya que el tema de la humedad es un poco más complejo de lo que parece.

Eliminar las humedades con un secador, ¿funciona…?

Algunas personas recomiendan remedios para las manchas de la pared como, por ejemplo, utilizar cloro puro, vinagre y bicarbonato. Y, luego de aplicar estos productos, emplear un secador para que las paredes no se quede humedecidas. O simplemente usar el secador sin más para eliminar la humedad.

Estos remedios funcionan, sí. Pero son solo eso: remedios. No constituyen soluciones reales al problema de humedad que afecta tus paredes. Al cabo de un tiempo, comenzarán a salir manchas de humedad y moho. ¿Y qué tendrás que hacer? Volver a aplicar el remedio casero, y así una y otra vez hasta el cansancio. Porque es como cortar la hierba mala: hasta que la arranques de raíz, seguirá creciendo.

O bien puedes acudir a la ayuda de un experto. No un albañil, sino un experto en humedades que diagnostique el problema y le dé una solución definitiva. Recuerda que la humedad en casa tiene causas muy específicas en las que influyen aspectos estructurales y de materiales de construcción de la casa, el estado de la plomería, fuente de agua externas, condiciones meteorológicas, etc.

Tipos de humedades en casa

Para que tengas una idea, te contamos que las causas de las humedades en casa pueden ser de 3 tipos:

  • Humedad por condensación. Ocurre cuando el vapor de agua en el aire pasa al estado líquido al entrar en contacto con una superficie cuya temperatura sea menor que el punto de rocío. Esta forma de humedad se presenta en forma de vaho o gotas de agua sobre los cristales de las ventanas, por ejemplo. Pero también afecta las paredes.
  • Humedad por capilaridad. Es la clásica humedad en la parte baja de la pared que produce manchas de moho y desconcha la pintura. Ocurre porque cuando el agua y la humedad presentes bajo el suelo pueden ascender, poco a poco, a través de los pequeños poros y capilares del material de las paredes, hasta alcanzar una altura que en ocasiones puede ser de hasta metro y medio.
  • Humedad por filtración. Esta clase de humedad la conocemos todos. Es cuando el agua que penetra al interior de la vivienda desde una fuente externa, como tuberías rotas o el techo de la casa cuando hay muchas lluvias.

Cada tipo de humedad tiene orígenes distintos en función, como ya decíamos, de elementos constructivos, plomería, etc. de la vivienda. Así que su detección no es siempre fácil, y la solución casi nunca lo es.

De ahí la importancia de acudir a un experto. Ello incluso cuando se trata solo de manchitas de moho, porque este puede ser síntoma de un problema de humedades que puede agravarse con el tiempo. Y eso con un secador no se va a resolver.

Soluciones efectivas a las humedades en casa

Humedad por condensación

Como ya vimos, las humedades por condensación son las que surgen cuando el vapor de agua en el ambiente entra en contacto con superficies frías, o para ser más precisos, con temperatura por debajo de punto de rocío. Es el tipo de humedad más común en el hogar, y en ocasiones la puedes eliminar con un secador. Pero, como ya puntualizamos, solo temporalmente.

También puedes tomar algunas medidas paliativas como tomar duchas más cortas, ventilar el baño para evacuar la humedad, cubrir los recipientes que uses al cocinar, cerrar las puertas cuando te bañes o cocines, y evitar secar la ropa en interiores. Pero, nuevamente, esto no dará solución definitiva al problema de humedad, sobre todo si te encuentras en un lugar muy húmedo.

La única forma de eliminar esta humedad de raíz es acudir a una solución técnica que reduzca la humedad del aire, como por ejemplo la instalación de un sistema de ventilación por insuflación, la impermeabilización de algunas paredes, o cambiar el tipo de ventanas que estás usando. El experto en humedades será quien, previo diagnóstico, determinará el curso de acción adecuado.

Humedad por capilaridad

La calidad de una construcción se basa en el aislamiento, al menos en lo que se refiere al tema de las humedades.

Pero esto se convierte en un problema dada la necesidad de renovar el aire interior para conseguir una buena ventilación y que la humedad no se acumule. De hecho, precisamente por su hermetismo, las humedades son un problema más frecuente en las viviendas de hoy que en las de nuestros abuelos.

Sin embargo, también es preciso aislar contra humedades externas, ya que sobre todo las paredes tienen la capacidad de “cargarse” del agua situada debajo de ellas, y permitir que ascienda. Sí, se trata de las humedades por capilaridad de las que ya hablamos. En tal caso, la solución definitiva consiste en impermeabilizar la pared humedecida.

Para ello, hay varias técnicas como introducir una lámina impermeabilizante si el muro es de ladrillos o similar, o bien rociar una solución química repelente de agua en el interior de la pared, entre otras alternativas. Y algunos técnicos todavía emplean un método llamado electroósmosis inalámbrica, pero en Acuasec tenemos razones para no confiar en este procedimiento.

Humedad por filtración

Como ya vimos, la humedad por filtración es la que se proviene de fuentes de agua externas al interior de la vivienda a través de huecos, grietas o materiales porosos. Y tiene lugar sobre todo en sótanos y garajes, aunque puede ocurrir en cualquier parte de la estructura… ¿De qué fuentes extrañas de agua hablamos? Casi siempre, tuberías rotas o la azotea cuando llueve demasiado.

Esta humedad definitivamente no se puede eliminar con un secador ni con remedios caseros de ningún tipo, ya que es abundante. Por tanto, la solución solo puede ser de orden técnico, como sucede con las humedades por capilaridad. Hay que detectar la fuente de agua y la forma en que alcanza el interior de la vivienda, y luego hacer las reparaciones e impermeabilizaciones pertinentes.

Nuestra empresa, que opera a nivel nacional, está especializada en eliminar definitivamente cualquier humedad en construcciones y viviendas. Disponemos de un tratamiento adecuado para cada tipo de humedad, sin importar su causa: capilaridad, condensación o filtración.

Los técnicos que ponemos a tu disposición, están en continuo proceso de formación y equipados con los más modernos sistemas de medición, y tienen la experiencia suficiente para determinar la naturaleza de su problema. De esa forma, pueden brindar una solución a medida para el problema detectado.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis