Acuasec | Condensación en ventanas Climalit

Condensación en ventanas Climalit

Condensación en ventanas Climalit

Un problema muy frecuente con las ventanas, es que se humedezcan y empiecen a “llorar”. Si es tu caso y quieres darle solución, estás en el lugar correcto: en este post, te explicaré qué provoca que las ventanas lloren y cómo darle solución al problema.

Pero hay más: abordaré el caso, para algunos inexplicables, de que las ventanas Climalit también lloren. Se supone que no lo hagan, debido a que están diseñadas teniendo en cuenta esta posibilidad. Pero la realidad es que lo hacen, y aquí te explicaré la causa y te propondré soluciones.

Así que no dejes de leer hasta el final si tus ventanas Climalit lloran y no sabes qué hacer para resolver este problema.

¿Por qué las ventanas lloran? Por la condensación….

La condensación es el proceso físico mediante el cual una sustancia en estado gaseoso pasa al estado líquido, por lo general debido a un descenso de la temperatura. Por ejemplo, el rocío de las hojas en la mañana, la lluvia y el llanto de las ventanas, se producen porque el vapor de agua se vuelve líquido cuando se enfría el aire.

Por eso es que la condensación sobre las ventanas se produce sobre todo en invierno y en las noches (aunque, según el material y el formato de la pieza, pueden llegar a ocurrir de día). Si la humedad relativa del aire es suficiente, y la temperatura baja de pronto, el vapor de agua cerca de la superficie de la ventana se convierte en gotitas y adhiere a esta.

Y eso incluye, como veremos más adelante, las ventanas Climalit.

¿Por qué el aire se humedece cerca de las ventanas?

¿Y qué hace que la humedad del aire sea suficiente como para hacer que las ventanas lloren? En primer lugar, están las condiciones climáticas del lugar y la región en que te encuentras. Pero no es menos cierto que, en lugares relativamente secos, las ventanas también lloran.

¿Por qué? Por muchas razones. Por ejemplo, que pongas ropa a secar a poca distancia de la ventana. Cuando la ropa se seca, toda el agua que acumulaba se libera en forma de vapor, que se concentra cerca de la ventana. Así que, si la temperatura es baja, está llorará.

Pero la causa más común son los problemas de humedad de la casa. Cuando hay filtraciones, o simplemente no se logra un equilibrio adecuado entre humedad y temperatura en la habitación, es muy probable que el vapor de agua se condense cerca de las ventanas.

Lo anterior es más cierto aun si las ventanas son de acristalamiento simple y tienen marcos de aluminio. El vidrio y el aluminio son buenos conductores del calor. Así que, cuando la temperatura baja, se enfrían con gran rapidez y aparecen las gotitas.

De hecho, a veces sucede que la ventana llora más en la parte del marco que en la del vidrio, ya que el aluminio es mejor conductor que el calor que el vidrio, y por tanto se enfría más rápido (el “rocío” en las latas de cerveza o refresco son un buen ejemplo de ello).

Pero la diferencia es más notable si la ventana posee doble acristalamiento, es decir dos capas de vidrio separadas por una cámara que retenga el calor y mantiene ambas lo más cálidas posible. Un buen ejemplo de esto son las ventanas Climalit.

Y, por lo mismo, las ventanas con perfilería de PVC y madera no se condensan por la parte del marco, sino por la del vidrio, ya que el PVC y la madera son mejores aislantes que el aluminio. En general, los metales son pésimos para evitar la humedad en las ventanas, ya que todos son buenos conductores térmicos.

¿Las ventanas Climalit lloran…?

Las ventanas Climalit tienen acristalamiento doble. Es decir que están formadas por dos o más vidrios separados por una cámara de aire estanca. Esto permite un mayor aislamiento térmico y, por tanto, conservar la temperatura por más tiempo reduciendo así las probabilidades de condensación.

Mientras mayor grosor tengan las ventanas Climalit, hay menos chances de que lloren incluso si la humedad es elevada y hay mucho frío. Sin embargo, hay casos en que las ventanas Climalit lloran. Ello se debe a que humedad del interior puede acumularse cerca de la superficie, con lo que aumenta la probabilidad de condensación.

La condensación se puede reducir si mejoras la ventilación del lugar, reduces la temperatura interior para bajar el punto de rocío de la humedad, colocas deshumificadores para reducir la humedad del aire, o bajas las persianas completamente tan pronto anochece.

Pero estas medidas solo puede reducir, y no evitar, que el vapor de aire se condense alrededor de las ventanas Climalit. Porque el hecho de que una ventana de este tipo, diseñada para evitar al máximo la condensación, empiece a mojarse, es señal de que en la habitación hay algún problema importante de humedad.

Así que la única solución definitiva para la condensación en ventanas Climalit es contratar un profesional que se encargue de diagnosticar la causa y aportar una solución contundente al problema.

En Acuasec, contamos con el mejor y más completo equipo de expertos en humedades. Podemos diagnosticar de forma gratuita el problema que hace que tus ventanas Climalit lloren, y darle solución en tiempo récord, brindándote un presupuesto adaptado a tus necesidades y asequible. De esta forma, no te tendrás que preocupar más por la humedad en tus ventanas.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis