Acuasec | ¿Cómo saber si una humedad es por filtración?

¿Cómo saber si una humedad es por filtración?

¿Cómo saber si una humedad es por filtración?

Las filtraciones son una de las humedades más comunes en los hogares. Es peligroso debido a que puede afectar gravemente las estructuras de las edificaciones, en casos extremos es la principal cauda de caída del material de construcción y su posterior derrumbe. Esto hace que sea apremiante resolver el problema a tiempo, antes de que se extienda se vuelva perjudicial.

La salud de las personas que están constantemente en un espacio infectado, puede deteriorarse con el pasar de las semanas. Una de las características más resaltantes de la humedad, es que crea el ambiente ideal para el nacimiento de microorganismos dañinos, tales como los diferentes tipos de moho u hongos. En necesario mencionar que también brinda los nutrientes para que estas bacterias puedan expandirse en las superficies.

Los ácaros son otras de las consecuencias provocadas por la humedad. Tienden a encontrar un espacio para multiplicarse en los colchones y muebles. Cada uno de estos negativos elementos hace que el hogar sea desfavorable para la vida humana, animal y vegetal. El moho expulsa toxinas que producen enfermedades respiratorias, alergias,  bronquitis, tos constante, irritación corporal, picazón en los ojos, entre otros.

Por su parte, la propia humedad es capaz de afectar a quienes padecen de artritis o cualquier tipo de problemas en los músculos y las articulaciones. Esto es por la presión atmosférica que genera. Las humedades por filtración tienen consecuencias graves, por eso, en esta oportunidad, queremos ampliar tu información sobre el tema para que puedas identificar el problema con antelación y tomar acciones efectivas.

¿Qué es la humedad por filtración?

Se conoce como humedad por filtración a aquellas que es provocada por una gran cantidad de agua que ingresa en el material desde el exterior, y se abre paso al interior del hogar u oficina. El líquido se acumula en dentro de los materiales de construcción y comienza a degradarlos o erosionarlos. Comenzarán a caer restos de pintura o del material, sea yeso o ladrillo.

Uno de los principales responsables de la acumulación del agua es el clima. Durante las temporadas lluviosas o épocas de invierno,  ingresa a las edificaciones y es absorbida por las superficies. Los techos son los más perjudicados, pero también afecta a las paredes.

Es importante aclarar que el diseño de la edificación, la calidad de los materiales, su impermeabilidad y aislamientos; además de las características propias del terreno y localidad, son factores claves que determinan la aparición y propagación de la humedad por filtración.

Paredes extremadamente porosas, como el ladrillo, que no cuentan con una capa impermeable protectora, son bastante susceptibles a las humedades. Por otro lado, otra causa de aparición de este tipo de vapor de agua dentro de los hogares, es la fisura, rotura o daño en las tuberías, sean propias o pertenecientes a los vecinos.  También, sucede por grifos abiertos o capilaridad.

¿Cómo reconocer la humedad por filtración?

Para saber el tipo de problema que tienes en tu hogar, debes conocer las diferencias entre humedad por filtración y condensación, además de la capilaridad. Un aspecto sumamente característico de la filtración son las goteras. La condensación produce gotas de agua al contacto con cualquier superficie fría, pero no generar goteras constantes en las paredes y techos.

Se podría decir que solo puede aparecer en techos, pisos, esquinas, terrazas, paredes, etc., mientras que la condensación surge sobre cualquier elemento, incluyendo vasos y espejos. Observa cuidadosamente la localización de la humedad.

En el punto visual, además de desconchar la pintura, crea grandes manchas con un tono similar al óxido o colores oscuros. La filtración puede entrar al hogar por fracturas en las superficies, así que averigua si la zona afectada tiene grietas. También, debes verificar si hay algún daño en las tuberías de tu hogar o las del vecino.

Capilaridad

Algo muy interesante sucede con la humedad por capilaridad, pues a pesar de tener orígenes diferentes a la de filtración, puede provocar este efecto. Nace de las aguas contenidas en los subsuelos. Debido a un fenómeno natural, el líquido sube a la superficie hasta llegar a los cimientos de las construcciones. Comienza a penetrar en los materiales no aislados y protegidos por medio de los tubos capilares.

El agua que realiza dicho trayecto arrastra todo tipo de minerales, sales y flour, esto hace que pueden cristalizarse y saturar el material. La capilaridad puede provocar goteras y generar un efecto similar a la filtración en las paredes.

Si te interesa este tema, te invitamos a entrar en nuestro post Presupuesto para reparar humedades por capilaridad

¿Cómo resolver la humedad por filtración?

Para humedad por filtración es recomendable llamar a un especialista, esto es porque, en la gran mayoría de los casos, los problemas se producen por tuberías rotas. Por otro lado, si el problema no es grave y la humedad aún no ha causado grandes daños, puedes efectuar una limpieza en la zona afectada.

Lo primero que debes hacer es higienizar la superficie infectada aplicando una mezcla de agua con lejía. Esto eliminará los microorganismos que puedan estar expandiéndose sobre el material, así como retirar los restos afectados por la humedad. Te recomendamos abrir las ventanas de todo tu hogar, o al menos en las zonas cercanas a la pared o techo con humedad, para promover la correcta circulación de aire.

En caso de tratarse de ladrillos, antes de limpiar, debes raspar los puntos que tienen moho o están severamente erosionados. Cuando termines, debes aplicar un material antiadherente y una vez seco, coloca una capa de pintura especial antihumedad con alta resistencia a la saponificación. Siempre debes mejorar y revisar los aislamientos de la vivienda para evitar que las filtraciones ocurran.

Por otro lado, hay quienes agregan más protección a las paredes y techos utilizando revestimientos impermeables antimoho. Para evitar que aire del interior del hogar se deteriore: usa extractores de humo en la cocina, abre las ventanas y puertas durante 10 minutos en periodo de tiempo determinado, tiende la ropa en espacios exteriores y evita que la temperatura del interior del hogar no se diferencie en gran medida de la del ambiente.

Si tienes un problema grave de humedad por filtración o sospechas que tu casa padece de esta patología de la construcción, entonces te invitamos a contactar con nuestro equipo de atención al cliente. Llama al  902 922 352 y atenderos tu caso con la profesionalidad que mereces.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis