Acuasec | Cómo medir la calidad del aire de tu hogar

Cómo medir la calidad del aire de tu hogar

como-medir-la-calidad-del-aire-de-tu-hogar

Cómo medir la calidad del aire de tu hogar

La contaminación ambiental es una problemática cada vez más nociva para nuestra salud, nos resta calidad de vida e incluso esperanza de vida. Y ya que pasamos una gran cantidad de tiempo en nuestras casas, conocer cómo medir la calidad del aire en el hogar es muy importante para nuestra salud.

Nos sorprendería saber que en algunas ocasiones la contaminación de aire en interiores posee niveles de concentración mayor que en exteriores. Si logramos medir la calidad del aire en nuestra casa podremos conocer el nivel de concentración de los múltiples gases existentes, y de esta forma compararla con las proporciones ideales. Y de hallar un desequilibrio, podremos tomar las medidas correctivas.

Según un informe elaborado y emitido por la Unión europea, en el año 2017 más de la mitad de los hogares españoles poseían niveles de contaminación superiores a los recomendados. La alta concentración de partículas de polvo y dióxido de nitrógeno generadas por las construcciones, la industria y los vehículos, inevitablemente terminan afectando a los hogares.

como-medir-la-calidad-del-aire-de-tu-hogar

¿Qué es la calidad del aire interior?

La calidad del aire interior es aquella que se puede percibir dentro de los edificios y estructuras, afectando la salud y la comodidad de los ocupantes o habitantes del edificio.

Esta calidad va a depender en gran medida de las actividades que se desarrollan en el interior del edificio, los productos de uso habitual y de los materiales con los cuales fue construido.

También depende de las actividades que se lleven a cabo en el medio exterior cercano, ya que lógicamente, parte de la contaminación procederá del exterior, introduciéndose a través de los sistemas de ventilación natural o de aire acondicionado.

como-medir-la-calidad-del-aire-de-tu-hogar

Principales fuentes contaminantes

Ahora que sabemos que la calidad del aire de nuestro hogar puede verse afectada, es necesario conocer los principales agentes contaminantes de los ambientes interiores:

Humo de tabaco

Es uno de los contaminantes más comunes, fuente de gases tóxicos como lo es el monóxido de carbono (CO). La nicotina es un compuesto semivolátil, en el aire puede permanecer en partículas de tamaño inferior a 2,5 µm de diámetro.

Los cigarrillos electrónicos o vapeadores, también emiten estas partículas. La exposición pasiva a dichas partículas conlleva serios riesgos para nuestra salud.

Cocinas y sistemas de calefacción sin ventilación

Tanto las cocinas como los sistemas de calefacción deben poseer un buen sistema de ventilación, de lo contrario las partículas en suspensión y los gases generados quedan encerrados en el hogar, afectando negativamente la calidad del aire que respiramos.

Productos químicos domésticos

Los productos de limpieza, los insecticidas, algunos de cuidado personal, pinturas, son unas de las principales fuentes de los nocivos compuestos orgánicos volátiles y semivolátiles. Algunos de estos compuestos son el cloruro de vinilo, el benceno y el tricloroetano.

Sistemas de refrigeración

Cuando no se realiza un correcto mantenimiento, los sistemas de refrigeración suelen albergar microorganismos que luego pueden desplazarse libremente mediante el aire.

Camas de animales domésticos

Suelen refugiar a todo tipo de alérgenos, que a su vez pueden generar partículas en suspensión y compuestos orgánicos volátiles.

Humedades

Son la principal causa de aparición y crecimiento de moho dentro de las viviendas, generando partículas en suspensión que afectan la calidad del aire.

como-medir-la-calidad-del-aire-de-tu-hogar

¿Cómo se puede medir la calidad del aire de un recinto cerrado?

Una vez conocidas las principales fuentes contaminantes interiores, te preguntarás ¿Cómo puedo medir la calidad del aire en casa? Pues la respuesta no es tan sencilla, existen sensores capaces de medir la calidad del aire en función de una partícula en específico, veamos algunos de ellos:

  • Sensores de CO₂: Se utilizan para obtener la medición exacta de cantidad de dióxido de carbono en partes por millón (ppm). Los más comunes funcionan por infrarrojos. Cuando la cantidad supera los 1000 ppm, es recomendable ventilar la habitación.
  • Sensores de concentración de VOC: Se trata de sensores de compuestos orgánicos volátiles, son capaces de detectar sustancias químicas que contienen carbono y su nivel de concentración.
  • Sensores de humedad: obtienen la temperatura y la humedad relativa en el ambiente. Nos permiten conocer si existe humedad en un sector determinado de la casa.
  • Sensores de PM 2.5: Obtienen el nivel de partículas finas en suspensión presentes en el aire, generalmente usan sensores de tipo láser.

Sumado a esto, ya están saliendo al mercado electrodomésticos inteligentes, con tecnología de internet de las cosas, capaces de monitorizar de forma continua las condiciones ambientales de un hogar. Estos dispositivos emiten una alerta al detectar niveles de concentración inadecuados de algún agente contaminante.

Los sensores de estos equipos cada vez ofrecen datos más precisos y en algunos casos pueden personalizarse con los parámetros deseados. La información puede consultarse a través de un Smartphone en tiempo real las 24 horas del día.

como-medir-la-calidad-del-aire-de-tu-hogar

¿Qué podemos hacer para mejorar la calidad de aire en nuestro hogar?

Veamos a continuación algunos consejos para mejorar la calidad de aire en nuestro hogar:

1.    Mejora la ventilación

Parece algo tonto, pero en muchos casos esta es la causa principal del problema. La falta de ventilación implica la convivencia con un alto nivel contaminantes biológicos y químicos que se concentran en nuestro hogar, afectando nuestra salud.

Es recomendable abrir las ventanas de nuestro hogar por al menos 10 minutos y repetir esta acción por lo menos 3 veces al día.

2.    Disminuye el uso de agentes contaminantes

Ahora que ya sabes que agentes contaminan el aire de tu hogar puedes disminuir su uso, o prescindir por completo de ellos. Si eres fumador, evita hacerlo en casa. Verifica que tu cocina y el sistema de calefacción posean la ventilación adecuada y elimina las humedades.

Usa productos de limpieza a base de elementos naturales, estarás apoyando al medio ambiente y mejorando la calidad del aire de tu hogar.

3.    Si el problema continúa contacta a un profesional

Si crees tener un problema grave de calidad de aire en tu hogar, lo ideal es solicitar el asesoramiento de un profesional. Así, con un diagnóstico propicio podrás mejorar tu calidad de vida.

En Acuasec hacemos este diagnóstico por ti. Nuestro equipo de profesionales de la humedad está perfectamente capacitado para reconocer cuál es la calidad del aire en tu casa, y, de ser necesario, ofrecerte la solución para mejorarlo de manera efectiva. Contáctanos, estamos listos para ayudarte.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis