CÓMO REDUCIR LA HUMEDAD POR CONDENSACIÓN

CÓMO REDUCIR LA HUMEDAD POR CONDENSACIÓN

Con la llegada del frío aumenta la diferencia de temperaturas entre el interior de las viviendas y el exterior, por lo que las humedades por condensación también aumentan. Seguro que has visto más de una vez como el vapor de agua contenido en el ambiente se convertía en líquida sobre muros y ventanas, como impregnaba tu ropa de olor a humedad e incluso como provocaba el florecimiento de moho en las paredes. Todos estos son síntomas inequívocos de humedades por condensación.

La aparición de humedades por condensación se debe a causas diversas:

  • Las condiciones geográficas y climáticas de la región donde se encuentre la casa.
  • Los materiales con los que ha sido construido el edificio.
  • Los hábitos de los ocupantes de la vivienda.

 

Ante los primeros signos de humedades por condensación podemos aplicar unos pequeños consejos que ayudarán a que el ambiente de nuestra casa sea mucho más sano:

  • No abusar de la calefacción: ante la presencia de humedades mucha gente opta por subir la temperatura del termostato, ¡error! El aire muy caliente es capaz de retener más vapor de agua, por lo que establecer una temperatura moderada nos ayudará a mantener las humedades a ralla, mientras que nuestro bolsillo también nos lo agradecerá.
  • Evitar llenar los armarios de ropa y otros objetos, ya que esto impedirá la circulación del aire.
  • Ventilar la casa: la entrada de corrientes de aire mediante la ventilación cruzada (abrir ventanas situadas en fachadas distintas) ayudará a renovar el aire de nuestra casa para que la humedad no se acumule en nuestras habitaciones.
  • Secar la ropa fuera de casa: en general, hacer la colada supone arrojar al ambiente una gran cantidad de vapor de agua. Desde que metemos la ropa en la lavadora hasta que usamos la plancha estamos produciendo litros de vapor de agua. Un consejo que nos ayudará a reducir la humedad por condensación es colgar la ropa en el exterior de la casa o bien hacer uso de una secadora. Y sobre todo, lo que jamás debes hacer es poner la ropa húmeda sobre los radiadores.

Cuando observes que el olor a humedad no se va de tu ropa o que el moho ha invadido tus techos o paredes, es el momento de llamar a profesionales ya que el problema ha alcanzado dimensiones mayores. Las colonias de moho son muy peligrosas para la salud de personas y animales, se reproducen por esporas que viajan por el aire y entran en el sistema respiratorio, provocando graves enfermedades.

Acuasec es una empresa de tratamiento de humedades donde contamos con los mejores tratamientos definitivos contra la condensación, empezarás a notar la mejoría desde el primer día. Pide tu diagnóstico y presupuesto gratuitos en el siguiente formulario de contacto  o a través del 900 535 625.

Sin comentarios

Deja un comentario

Le llamamos gratis